Adicción a la Comida

La adicción a la comida, también llamada ingesta compulsiva o trastorno por atracón, es un problema de alimentación por el que las personas consumen cantidades ingentes de comida a corto plazo. La ingesta de alimentos llega a producirse sin necesidad de tener hambre. La adicción se desencadena cuando la persona afectada pierde el control de su alimentación y su cerebro se comporta como si estuviera ingiriendo una droga. 

INSTITUTO EUROPEO ALFI

 

Los adictos a la comida suelen comer en espacios privados, ya que en la mayoría de ocasiones se sienten culpables por ello. Este problema se puede parecer a algunos tipos de trastornos de la conducta alimentaria como puede ser la anorexia, la bulimia y vigorexia, todas ellas se dirigen a compensar la culpabilidad provocada por la falta de autocontrol. 

La principal diferencia con estos trastornos es que, en el caso de la adicción no se causa el vómito. Por esta razón, en muchas ocasiones la persona afectada gana mucho peso, lo que le lleva a la obesidad.

Actualmente, la adicción a la comida se ha convertido en un problema social que aumenta progresivamente. E incluso ya se trata como una enfermedad peligrosa. No solo afecta a la salud mental de la persona, sino también puede condicionar enfermedades crónicas como la obesidad y la diabetes tipo 2. 

síntomas adicción comida

Síntomas de la adicción a la comida

Estos son los principales síntomas de una adicción a la comida: 

  • Comer por encima de lo normal y de forma compulsiva
  • Comer a todas horas
  • Antojos con respecto a la comida en cualquier ocasión
  • Culpabilidad posterior a la ingesta
  • Baja autoestima general
  • Predilección por alimentos ricos en azúcares
  • Ocultar el problema a los demás y a su entorno cerano
  • Excusas y mentiras sobre el problema

Causas generales de la adicción a la comida

Las causas que provocan la adicción a la comida son muy diversas, pero fundamentalmente se resumen en las siguientes: 

  • Desajustes hormonales como por ejemplo exceso de dopamina en el cerebro.
  • Falta de nutrientes que generan un pico de ingesta que luego se transforma en obsesión.
  • Depresión, ansiedad, baja autoestima, insatisfacción general que desembocan en comer como una vía de escape.
  • Problemas de pareja o familiares
  • Familias con poca inclinación hacia la comida saludable. 
  • Situación del entorno o la familia con problemas de adicción a la comida y que fomenta esos comportamientos.
  • Personas que no encuentran respuestas adecuadas para hacer frente a los conflictos y acuden a la comida como salida rápida de los problemas.
  • Fácil acceso a la adquisición de comida “basura”
  • Abusos sexuales: haber sufrido abusos sexuales puede desembocar en la adicción a la comida como una salida o refugio frente al trauma. 

 

Generalmente, suele ser una combinación de varios factores lo que deriva en el abuso de los alimentos. Lo principal para iniciar el tratamiento es determinar cuál es la base o la causa principal y cuáles son las codependencias asociadas a este trastorno. Atacar la raíz ayudará a fomentar un mejor control de la persona y facilitará solucionar el problema. 

Tratamiento de adicción a la comida

Como en cualquier otro trastorno adictivo, la adicción a la comida se debe tratar teniendo en cuenta las particularidades de cada paciente. Para ello, en los casos más graves es necesario acudir a un centro de especialistas en psicología para que realicen un análisis exhaustivo de la situación del paciente. 

Sin embargo, el tratamiento más estandarizado pasa por tratamiento psicológico y ayuda complementaria que busca conseguir los siguientes objetivos: 

– Lograr el autocontrol: ayudar a los pacientes a controlar sus impulsos y darle estrategias para que puedan administrar sus apetencias autónomamente. 

Ayudar con el problema que genera la adicción: frecuentemente, la adicción a la comida es resultado de una baja autoestima o de unos problemas previos que buscan la vía de escape en comer. Ayudando a superar el problema de fondo se ayuda a las personas a recuperar el control sobre su actitud ante la comida. 

Enseñar una relación «sana» con la comida: establecer una relación saludable con el principio de la adicción es clave. Para ello, estrategias alternativas a situaciones de estrés son buenas estrategias que ayudan a empezar normalizar la situación de la adicción. 

 

Contáctanos

Consecuencias de las adicciones a la Comida

La salud puede verse perjudicada debido a la adicción de la comida. Como consecuencia del abuso de alimentos los individuos pueden desarrollar enfermedades como diabetes, colesterol alto, presión arterial, problemas musculares, gastroenteritis, e incluso cáncer.  

 

Los pacientes utilizan los alimentos como una vía de escape ante problemas como la ansiedad o la depresión. Comer compulsivamente les resulta una forma de salvar sus mentes, una especie de “anestesia” mental o emocional ante algún tipo de trauma anterior o presente. 

Terapia Dual

En Instituto Europeo Alfi podemos ayudarte

Si buscas curar tu adicción a la comida en Madrid en Instituto Europeo Alfi tenemos la solución, podemos ayudarte. Tratamos al paciente desde un enfoque bio-psicosocial, con intervenciones duales para abordar el problema desde un entorno integrador. 

En Instituto Europeo Alfi damos la misma importancia al trabajo con el paciente como a la intervención familiar. Nos esforzamos en conocer el entorno del paciente, para saber de dónde provienen los traumas y problemas que actualmente derivan en este trastorno. Estamos disponibles las 24 horas del día.

Contáctanos