Logo header

Adicción móvil

adiccion al movil

Agresividad, abandono de los estudios o aislamiento, estos son los primeros signos de la adicción a los teléfonos móviles de los adolescentes. Sin embargo, este trastorno no es solo cuestión de los más jóvenes. La adicción al móvil puede aparecer a cualquier edad y puede desarrollarse con facilidad y en un período corto de tiempo, dado que el placer que genera es inmediato. A continuación, se plasman todos los detalles sobre la adicción al móvil. 

Perfil del adicto 

Realmente, no existe una definición exacta de la adicción al móvil. A diferencia de otras adicciones como a las sustancias o adicciones conductuales, la adicción al móvil no aparece reflejada en el Manual de Diagnósticos y Estadísticos de las Enfermedades Mentales publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría. Tampoco se plasma en la Clasificación Internacional de las Enfermedades, de la Organización Mundial de la Salud. 

Adicción al Movil en adolescentes

A diferencia de otras adicciones, como el alcoholismo o la ludopatía, la edad media de la adicción al móvil es muy baja. Las clínicas psiquiátricas tienen pacientes desde los doce años, debido a otras causas como es la falta de comunicación, el miedo al rechazo o simplemente por la excitación de socializar. 

La adicción al móvil no genera dependencia a una sustancia, sino a un vínculo afectivo o conductual. El uso del móvil se vuelve adicción cuando la conducta es irreprimible, incontrolable y abusiva, llegando a desplazar otras actividades por el uso del móvil. Los adolescentes son más propensos a la adicción al móvil gracias a su carácter inmaduro, inseguridad, inestabilidad emocional y dificultades para comunicarse. En este contexto, el móvil se vuelve una protección ante problemas de personalidad. 

Varios estudios afirman que el actual perfil de adicto es un joven de entre 15 y 25 años que puede llegar a estar conectado al móvil entre 15 y 22 horas en un solo día. Este joven puede llegar a realizar más de 50 llamadas telefónicas, enviar más de 400 mensajes y recibir alrededor de 800. Son personas capaces de sacrificar sus intereses personales como dormir, comer, relacionarse con su entorno, por adquirir mayor beneficio del móvil. Incluso algunos pacientes pueden llegar a tener 3 móviles a la vez. 

Principales signos de la adicción al móvil

Aunque la adicción al móvil no se plasma en el Manual de Diagnósticos de los trastornos mentales, las investigaciones la han comparado con la adicción a los videojuegos, que tienen un criterio diagnóstico más claro. Se cree que al menos 4 de los siguientes signos y síntomas comprenden los criterios de la adicción a los móviles:

Dependencia

El adicto suele tener una necesidad constante de utilizar el dispositivo electrónico, de esta manera intenta lograr el efecto deseado. Además, la mayoría ha intentado repetidas veces tratar de no usar el móvil con tanta frecuencia, pero estos intentos han sido fallidos. 

Ansiedad

Con frecuencia si no usan el teléfono suelen desarrollar ansiedad o depresión. 

Conflictos sociales y familiares

La mayoría de los adictos ponen en peligro sus relaciones familiares, sociales y afectivas. 

Excesivo tiempo de uso

Los adictos suelen usar el móvil entre 15 y 22 horas, un uso excesivo caracterizado por la pérdida del sentido del tiempo. 

Conducta incontrolable

Cuando el teléfono no está disponible los adictos suelen presentar enfados, tensión muscular, depresión, irritabilidad e inquietud. 

adiccion movil causas consecuencias

Consecuencias de la adicción

El uso excesivo del móvil puede ocasionar una serie de consecuencias físicas y mentales que pueden derivar en problemas permanentes o difíciles de tratar:

Trastornos del sueño

La adicción a los móviles se ha relacionado con el aumento de los trastornos del suelo y la fatiga. Usar el móvil antes de dormir aumenta la probabilidad de insomnio, la luz brillante de la pantalla puede disminuir la calidad del sueño. Además, puede aumentar la cantidad de tiempo que se tarda en dormirse y activa el cerebro.

Depresión

El aislamiento social que puede generar el móvil por no socializar cara a cara con otras personas, genera soledad y sentimientos de vacío. 

Problemas físicos

El uso excesivo del móvil puede generar dolor e incomodidad visual, los ojos arden y pican, la visión se vuelve borrosa derivando en fatiga ocular. También se pueden producir problemas de cuello, es el resultado de mirar durante un tiempo excesivo hacia abajo.

Es común que los adictos al móvil usen de manera indebida el aparato durante la conducción, por esta razón ponen en peligro su vida y la de otros. Además, varios estudios han probado que la radiación del móvil puede disminuir la producción de espermatozoides y la viabilidad de los mismos. 

Tratamiento para la adicción

El tratamiento que realizamos el Instituto Europeo Alfi, al igual que en otras adicciones tecnológicas, se estructura en una serie de fases en las que se ponen en marcha diferentes estrategias terapéuticas. El tratamiento psicológico de nuestro centro está dirigido a modificar los hábitos compulsivos relacionados con el uso del móvil. La finalidad de las diferentes terapias no es lograr la abstinencia, sino aprender a controlar el uso y poner límites. En Alfi disponemos de dos tipos  de terapias a elegir por el paciente: individuales y grupales con la familia o con los padres. 

Para casos graves, en Instituto Europeo Alfi contamos con un centro de ingresos controlado las 24 horas por médicos y especialistas en adicciones. También contamos con un piso terapéutico para aquellos adictos en un nivel avanzado de recuperación. 

Consejos para evitar la adicción al móvil

La clave para evitar la adicción al móvil es controlar el tiempo de uso, las adicciones se producen por el abuso y en este caso se abusa del tiempo. Para evitar está adicción se deben seguir los siguientes pasos:

  • Reducir el tiempo de uso.
  • Silenciar notificaciones. 
  • Volver a las llamadas y dejar a un lado los mensajes. 
  • Dejar el móvil en manos de terceros. 
  • Poner límites estrictos: elegir las horas de uso, prohibir el uso en habitaciones o espacios concretos, evitar usarlo durante la noche, no usarlo durante una actividad social, etc. 
  • Deshacerse de las aplicaciones que no sirven para nada. 
  • Diseñar una rutina de uso. 
  • Cambiar los hábitos.

Es importante estar atento a los primeros indicios de comportamiento abusivos del móvil y proporcionar, sobre todo, a los jóvenes información complementaria y los posibles riesgos. Entre los riesgos destaca el acceso a contenidos inapropiados, establecimiento de relaciones peligrosas, así como la propia adicción. 

Si deseas ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales para superar la adicción al móvil, puedes rellenar el formulario. En breves nos pondremos en contacto contigo. Queremos que recuperes tu vida. 

¿Necesitas ayuda o conoces de alguien que la necesite?

4/5 - (13 votos)

Entradas recientes

SÍGUENOS

Universidades con las que colaboramos: