Adicción a las Nuevas Tecnologías

adiccion nuevas tecnologias
Rate this post

En los últimos años, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han tenido un papel fundamental en la vida diaria de las personas. Actualmente, un gran porcentaje de la población tiene acceso a ellas y su uso comienza cada vez en edades más tempranas. Es cierto, que las nuevas tecnologías han mejorado la calidad de vida y han facilitado ciertas situaciones, sobre todo, en el ámbito comunicativo. Pero su mal empleo puede derivar en una adicción.

Qué es la adicción a las nuevas tecnologías

Una adicción es una conducta peligrosa derivada del consumo excesivo de una sustancia o producto, de la que es complicado desprenderse, ya que ha generado una dependencia. 

La adicción a las nuevas tecnologías hace referencia al inadecuado y desmedido uso de internet, móviles, ordenadores, videojuegos, etc. La adicción se produce cuando un individuo va perdiendo el control sobre el tiempo de uso de los dispositivos tecnológicos. Además, los adictos suelen desarrollar malestar, incluso ansiedad y estrés si no pueden utilizar los dispositivos, generando dependencia hacia el uso de ese elemento. 

La principal causa de este problema es la alta disponibilidad y la baja percepción del riesgo que generan los dispositivos electrónicos. Por este motivo, es poco frecuente que las personas que sufren este trastorno reconozcan que tienen una adicción. Especialmente, cuando se trata de un elemento tan generalizado como internet, el móvil, las tablets, etc. 

Síntomas de la Adicción

Los principales síntomas de la adicción a las nuevas tecnologías son: 

  • Permanecer conectado hasta altas horas de la madrugada para poder seguir conectado. 
  • Pérdida de la noción del tiempo durante el uso de la tecnología. 
  • Reducción de la ingesta alimentaria a causa del uso prolongado de las tecnologías. 
  • Estar tenso durante el uso de los dispositivos tecnológicos. 
  • Deterioro del rendimiento laboral o académico. 
  • Alteraciones en las emociones asociadas a la ansiedad o el estrés. 
  • Desgaste de las relaciones familiares y sociales. 
  • Dificultad para mantener la atención. 
  • Pérdida de control. 
  • Baja autoestima. 
  • Problemas de extroversión. 
  • Síntomas asociados a la abstinencia ante la imposibilidad de acceder a la red y permanecer conectado. 

Factores de Riesgo

Los riesgos más destacados del abuso de las TIC en personas jóvenes son, además de la propia adicción, el acceso a contenidos inapropiados y la pérdida de la intimidad o el acoso. Entre los adolescentes existen determinados factores que exponen a este colectivo a un mayor riesgo de generar adicción: 

  • Buscar sensaciones nuevas continuamente. 
  • Son más vulnerables a las adicciones por su carácter impulsivo e intolerante. 
  • Los adolescentes intentan llenar carencias con las nuevas tecnologías. 

Herramientas de Prevención

Existen varias estrategias de prevención que padres y madres pueden aplicar a sus hijos adolescentes para prevenir la adicción y minimizar los factores de riesgos. Destacan:

  • Restringir el uso de los dispositivos electrónicos. 
  • Motivar las relaciones sociales y familiares. 
  • Favorecer aficiones: cine, deporte, música, teatro…
  • Estimular las actividades en equipo. 
  • Fomentar las actividades en grupo. 
  • Activar la comunicación entre la familia. 

Perfil del Adicto a las Nuevas Tecnologías

Las nuevas tecnologías ya son un fenómeno masivo. Por ello, la adicción a los dispositivos electrónicos puede darse en cualquier edad, pero la etapa más propensa para perder el control sobre ellos es durante la infancia y la adolescencia. En adolescentes y niños, el índice de problemas relacionados con la adicción es creciente.

Según datos recientes del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud (FAD), Fundación Mapfre y EU Kids Online, la edad media de iniciación al manejo de las tecnologías es 7 años.  El 63% de los niños entre 9 y 16 años dispone de un teléfono móvil, y el 91% de los niños de esa misma edad ya cuenta con un usuario en redes sociales. 

adiccion redes sociales

Tipos de Adicción a las Nuevas Tecnologías

Dentro de la adicción a las nuevas tecnologías, se pueden observar las siguientes categorías:

Adicción al móvil

La adicción al móvil es una dependencia a los smartphones o teléfonos móviles en general. La persona encuentra placer en un comportamiento abusivo y repetitivo del vínculo al móvil, ya sea revisando constantemente las redes sociales, enviando mensajes instantáneos, realizando llamadas o jugando. 

En la mayoría de ocasiones, junto a la adicción al móvil, los individuos sufren un miedo irracional a estar sin el dispositivo. Se estima que más del 50% de la población siente ansiedad cuando se le agota la batería o no tiene cobertura. 

Adicción a los videojuegos

La adicción a los videojuegos es una enfermedad que provoca que el paciente necesite incontrolablemente jugar de forma compulsiva a juegos. El afectado es incapaz de controlar las ganas y su deseo le lleva a jugar irremediablemente durante un gran número de horas.  A pesar de ser una adicción bastante evidente, en la mayoría de casos el paciente no reconoce su adicción.

Adicción a las redes sociales

El uso de las redes sociales en los últimos años ha aumentado considerablemente, debido a la llegada de la pandemia y el confinamiento. Este uso, en muchos casos, puede derivar en serios problemas, uno de ellos es la adicción. Esta adicción todavía no está incluida en el manual de diagnóstico de los trastornos mentales, por eso, es complicado su diagnóstico. 

Tratamiento de la adicción a nuevas tecnologías

En Instituto Europeo Alfi contamos con una amplia experiencia en el tratamiento de adicciones, por este motivo, podemos tratar cuidadosamente al afectado. En nuestro centro hemos diseñado un proceso de intervención para la adicción a las nuevas tecnologías respetuoso en el acompañamiento y con una asistencia programada de rehabilitación. 

Está comprobado que las personas que piden ayuda a un experto pueden superar la adicción y cambiar su vida drásticamente. Sin embargo, en la mayoría de casos, una persona con adicción ni siquiera se da cuenta de que tiene este problema y requiere de tratamiento. Por ello, es esencial el apoyo de su entorno. 

En Alfi tenemos un primer contacto con el paciente para diseñar su tratamiento personalizado sistematizado que le permita tomar conciencia de la situación real. Además, a partir de este contacto decidimos si el paciente requiere de ingreso en nuestro centro monitorizado las 24 horas. Nuestros programas se enfocan, principalmente, en ayudar al paciente a tomar conciencia sobre lo que está perdiendo por mantener la conducta adictiva. 

Para que la intervención sea lo más efectiva posible trabajamos con las personas que tienen influencia sobre el paciente. También desarrollamos diferentes herramientas y habilidades para reducir las probabilidades de recaída en las terapias individuales. 

Es probable que en ocasiones sea necesario ajustar y buscar nuevas soluciones para los obstáculos que vayan surgiendo. Nuestros expertos están preparados para lograr cambiar el rumbo del tratamiento en cualquier momento. Si necesitas tratamiento para curar tu adicción a las tecnologías o conoces a alguien que necesite nuestra ayuda, no dudes en contactar con nosotros.

Abrir chat
Contáctanos si deseas más información