¿Cuál es la duración del tratamiento de una adicción?

duracion tratamiento adiccion
Rate this post

Toda persona que está en grado de dependencia de una sustancia o una actividad llega a un momento en el que necesita una intervención o acepta voluntariamente recibir un tratamiento de adicción. De lo contrario, podría llegar a ese punto de “no retorno” que nadie quiere experimentar y mucho menos ver a un ser querido.

El tratamiento supervisado es la mejor alternativa para romper con el ciclo de dependencia que mantiene al adicto cautivo. Aquí se tienen en cuenta todos los factores posibles y se hace un abordaje integral. La finalidad es que el paciente recupere el control de su vida de forma segura y con menores probabilidades de recaer. 

Fases que intervienen en el tratamiento de una adicción

La duración de un tratamiento de adicción varía de un individuo a otro. No obstante, las fases son las mismas para todos.

  1. Desintoxicación: En esta primera etapa, el tratamiento se concentra en limpiar el organismo de la sustancia que se consume. También puede consistir en suprimir la actividad en el caso de adicción a ciertas actividades como el sexo y el juego.

Este proceso se realiza bajo estricta supervisión médica y psiquiátrica. El organismo reacciona de diferentes maneras cuando echa en falta aquello que se le suministraba a diario. Esto puede ser peligroso para el paciente.

En muchos casos, es necesario administrar fármacos para que el impacto de la abstinencia sea menos agresivo. Incluso, se puede llegar a aplicar sueroterapia para contrarrestar los efectos de la intolerancia a la comida durante el período crítico.

El objetivo principal es conseguir que el adicto pueda vivir sin su droga y que todo se haga de forma segura.

  1. Deshabituación: Una vez que el paciente está desintoxicado, se avanza a la fase de revisar los hábitos que desencadenan el consumo. Con acompañamiento psicológico, se establecen nuevos patrones de comportamiento que permitan al paciente dar sus primeros pasos en la toma de control de su vida.

Los nuevos hábitos deben facilitar la reinserción en la vida familiar, social y laboral.

  1. Rehabilitación: Con la guía de un terapeuta, el paciente recuperará sus habilidades perdidas durante el tiempo de su adicción. Desarrollará habilidades nuevas que le permitan tener control de su vida y ser un individuo funcional, productivo e independiente.
  2. Reinserción: Por último, y con todas las etapas superadas, el paciente pasa a la etapa deseada: volver a su entorno familiar, social y laboral. 

Al principio este proceso se realiza con acompañamiento médico y psicológico. Este se irá reduciendo gradualmente hasta que se comprueba que el paciente es autónomo y podrá continuar solo sin recaer.

¿Cuánto dura el tratamiento de la adicción al alcohol?

Tratar este tipo de adicción es desafiante. En primer lugar, por la disponibilidad de la sustancia. Por ser de venta libre, cualquiera tiene acceso a ella incluso antes de alcanzar la edad legal para su consumo. Por otro lado, la mayoría de los pacientes son consumidores crónicos que en muchos casos empizan siendo muy jóvenes.

En consecuencia, un tratamiento de adicción al alcohol puede durar entre dos y seis meses, en los casos de pacientes internados; y de 9 meses a 2 años en pacientes que se tratan en casa. Estos tiempos pueden variar según se presenten los síntomas y la duración del síndrome de abstinencia de alcohol.

¿Cuánto dura el síndrome de abstinencia al alcohol?

Normalmente, aparece 8 horas después del último trago y alcanza su punto crítico entre 24 y 72 horas tras la última ingesta. Dependiendo de la gravedad de la adicción, este cuadro puede prolongarse durante semanas hasta que el paciente vuelve a beber o se desintoxica.

Los síntomas pueden ir desde los más leves, como la sensación de fatiga y dolor de cabeza, hasta manifestaciones graves como convulsiones, alucinaciones y un estado de confusión extrema.

¿Cuánto dura el tratamiento de la adicción a las drogas?

La duración del tratamiento de adicción a las drogas varía según la sustancia que se ingiere, la gravedad de la adicción y el estado físico general del paciente. No obstante, en ningún caso nunca será inferior a 90 días. Tres meses es el tiempo mínimo requerido para poder anticipar el éxito de un tratamiento de desintoxicación y rehabilitación.

Muchos pacientes, en especial los adictos a los opioides, necesitarán medicación durante dos o más años. Algunos de ellos, necesitarán soporte con ciertos fármacos el resto de su vida. 

El compromiso con la terapia a largo plazo es el factor fundamental para que la rehabilitación tenga éxito. La razón principal de las recaídas tiene que ver precisamente con el abandono del tratamiento y de las consultas de seguimiento.

¿Cuánto dura el tratamiento de la adicción al juego?

Las adicciones conductuales son altamente desafiantes tanto para el adicto como para su entorno. Al no haber una sustancia de por medio, puede pasar mucho tiempo antes de que el paciente reconozca que tiene un problema.

El tratamiento de la ludopatía depende de varios factores. Entre ellos, los trastornos emocionales de base que disparan el deseo de jugar.

La realidad es que el equipo de terapeutas debe abordar, junto con el tratamiento a la adicción, trastornos como:

  • Ansiedad
  • Estrés
  • Estrés postraumático
  • Depresión
  • Bipolaridad
  • Desórdenes hormonales
  • Efectos secundarios por el uso de fármacos para otras enfermedades
  • Otras adicciones

En estos casos, el paciente debe recibir evaluación física para descartar enfermedades detonantes del deseo de jugar. Al mismo tiempo, tendrá evaluación psicológica para descubrir las conductas, creencias y emociones que lo motivan al juego.

Normalmente, la ludopatía se supera con terapia conductual y grupos de apoyo. Solo cuando es necesario se recurre a los fármacos. 

El tiempo que se necesita para rehabilitación depende en gran medida de los compromisos del paciente con no jugar.

Otros tratamientos: comida y sexo

Hay otras adicciones que son complejas para detectar pero que igualmente tienen efectos devastadores en el adicto. La comida, el sexo y el tabaco, por ser aparentemente inocuos, (el tabaco no lo es pero tiene aceptación social) son muy difíciles de diagnsticar hasta que el paciente está en un punto de no retorno.

Adicción a la comida

La comida funciona como las drogas. El consumo produce bienestar por un plazo muy corto. El adicto se da cuenta cuando tiene problemas derivados de salud o el sobrepeso ha salido de control.

El tipo de tratamiento a seguir depende del diagnóstico del médico y del psicoterapeuta. La duración depende del grado de compromiso del paciente en el cambio de sus patrones de comportamiento y en seguir el tratamiento indicado. 

A diferencia de otras adicciones, como el alcohol y las drogas, el paciente lucha contra el consumo de algo que forma parte de su ciclo vital, ya que no dejará de comer. Por eso, el camino hacia una total recuperación debe ser vigilado por los especialistas por un periodo promedio de dos años.

Adicción al sexo

El tratamiento para la adicción al sexo suele abordarse también de forma interdisciplinaria. Una vez obtenido un diagnóstico integral, los especialistas determinan el tipo de terapia a seguir.

Los casos leves a moderados suelen tratarse de forma ambulatoria con terapia cognitivo-conductual. Si es estrictamente necesario, con fármacos inhibidores de la impulsividad y antiandrógenos.

Los casos más graves, es decir, pacientes que puedan representar un peligro para otras personas, deben ser internados y recibir tratamiento intensivo. La duración varía hasta que el personal encargado de evaluarlo pueda certificar que son capaces de mantener los impulsos bajo control.

No obstante, para todos se recomienda terapia conductual y seguimiento de varios años para evitar recaídas.

Adicción al tabaco

La adicción a la nicotina es difícil de superar. Al mismo tiempo, es la que requiere de un período más corto para romper con la dependencia.

La duración del síndrome de abstinencia al tabaco suele durar unas tres semanas como máximo a partir del último cigarrillo. No obstante, pueden pasar hasta 6 meses y seguir sintiendo el deseo persistente de fumar.

En el caso del tabaco, dependiendo del número de cigarrillos que un paciente se fume al día, el médico puede proponer diferentes alternativas que pueden ser:

  • Disminuir gradualmente el número de cigarros hasta llegar a cero.
  • Suprimir el cigarrillo y administrar fármacos.
  • Grupos de apoyo.
  • Psicoterapia.
  • Una combinación de dos o más de las alternativas anteriores.

¿Cuál es la duración en centro de internamiento?

Como ya hemos dicho, la duración del tratamiento en un centro de internado depende en gran medida de la gravedad de cada caso. No hay un tiempo estándar para todos.

Dos adictos a una misma sustancia pueden llegar el mismo día, uno de ellos puede salir en 8 semanas y el otro puede que se quede 6 meses. Eso es algo que solo pueden determinar los profesionales involucrados en el tratamiento.

¿Cuál es la duración en un centro ambulatorio?

Es posible que se tarde más que en un internado. Una terapia desde la desintoxicación hasta la reinserción completa puede durar entre 6 meses y dos años.

Lo importante, en resumen, es que la familia y el adicto puedan comprometerse juntos en el proceso. Hay que buscar la mejor alternativa posible con los recursos que tengan disponibles y dar el paso hacia la recuperación de la salud y el bienestar.

Abrir chat
Contáctanos si deseas más información