Logo header

6 formas de consumir cocaína y sus terribles consecuencias

Mujer adulta consumiendo cocaína esnifando

La cocaína, una de las sustancias psicoactivas más potentes y peligrosas, ha sido objeto de una variedad de métodos de consumo a lo largo de la historia. De hecho, muchos se sorprenden al descubrir cómo se consume la cocaína y qué efectos puede generar.


Quédate con nosotros y te explicaremos cómo cada forma de consumo ha tenido un impacto significativo en la sociedad y la salud pública. Indistintamente de la vía, este es un problema del que todos debemos conocer. 

6 formas de consumo de cocaína

La cocaína es una droga que se ha adaptado a diversas formas de consumo a lo largo del tiempo. Como centro de desintoxicación de la cocaína te diremos que cada método de consumo tiene su propio conjunto de riesgos y consecuencias.

Por vía nasal

Cuando hablamos de adicción a la cocaína sabrás que una de las formas más comunes de consumo es inhalarla a través de la nariz. La cocaína en polvo se aspira, generalmente mediante billetes enrollados o pajitas, lo que permite una rápida absorción a través de las membranas mucosas nasales. 

Este método proporciona un efecto estimulante casi instantáneo. Por supuesto, no está exento de peligros, entre los que destacamos daños significativos en las membranas mucosas, sangrado nasal crónico y úlceras nasales.

Fumada

También se consume fumándola en forma de crack o base. Al calentarse, la sustancia se convierte en vapor, que se inhala. A pesar de ofrecer un efecto extremadamente potente y rápido, el consumo de esta manera es altamente adictivo y puede causar daños severos en los pulmones y el sistema respiratorio. 

Además, la cocaína fumada se asocia con un aumento en la aparición de problemas mentales.

Inyección 

La inyección de la droga directamente en el torrente sanguíneo es otro método de consumo. Si bien proporciona un efecto inmediato y potente, es extremadamente peligroso. Los riesgos incluyen infecciones, daños a los vasos sanguíneos y sobredosis potencialmente mortales. 

Además, el uso de agujas compartidas es una práctica que aumenta el riesgo de contraer enfermedades infecciosas, como el VIH y la hepatitis.

Consumo oral

El consumo oral implica ingerir cocaína mezclada con otros productos. Aunque menos común, esta práctica puede causar problemas gastrointestinales y graves problemas de salud. Ten en cuenta, que  y menos predecible de la droga.el proceso de digestión puede llevar a una absorción irregular

Pasta base de cocaína

La pasta base de cocaína es un subproducto que se obtiene de la elaboración de la cocaína. Aunque su consumo es menos común en algunas partes del mundo, es particularmente prevalente en América Latina. La fabricación de pasta base involucra el uso de químicos tóxicos y puede resultar en una droga impura con riesgos significativos para la salud.

Cocaína rosa

La cocaína rosa es una variante de la droga que se ha vuelto popular en ciertas regiones. Se le llama así debido a su característico color rosado. Sin embargo, lo que a menudo se desconoce es que esta forma a menudo contiene sustancias desconocidas y peligrosas

La falta de regulación y control sobre su fabricación y venta la convierte en un riesgo grave para la salud

Indistintamente de la forma de consumo, los riesgos son siempre potencialmente peligrosos y adictivos. Si no sabes cómo dejar la cocaína, desde aquí te recomendamos ponerte en manos de centro de rehabilitación profesionales. Para que tengas una idea más clara, te mostramos los distintos tipos de problemas que genera su consumo.

Efectos secundarios de la cocaína

Este es un estimulante potente conocido por su capacidad para aumentar los niveles de energía y euforia, pero conlleva una serie de efectos secundarios adversos. 

Uno de los más notables es el impacto en el sistema cardiovascular. Puede provocar un aumento de la presión arterial y del ritmo cardíaco, elevando significativamente el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. En el plano psicológico, el consumo puede desencadenar trastornos como paranoia, ansiedad, y en casos extremos, alucinaciones y psicosis.

Además, uno de los efectos de la cocaína en la nariz, cuando se consume por inhalación, es la erosión del tabique nasal. Este daño se debe a la reducción del flujo sanguíneo a la membrana mucosa nasal, lo que puede llevar a la perforación del tabique y problemas respiratorios crónicos. 

El consumo crónico de cocaína también se asocia con deterioro cognitivo y reducción de la capacidad para tomar decisiones correctas. Esto puede afectar gravemente la vida personal y profesional de un individuo. 

Impacto y riesgos del consumo diario de cocaína

Esta droga provoca una liberación masiva de dopamina en el cerebro, causando efectos placenteros iniciales. Esta conduce a la adicción cuando su funcionamiento y disponibilidad se alteran por el consumo de cocaína. El principal riesgo es sufrir una sobredosis por cocaína, una situación potencialmente mortal.

El consumo constante de cocaína resulta en una grave alteración cerebral, disminuyendo la capacidad natural del cerebro de producir dopamina y sentir placer. Esto lleva a un círculo vicioso de consumo continuo para alcanzar estados de bienestar, incrementando la dosis debido a la tolerancia desarrollada.

Consumir cocaína diariamente afecta negativamente la plasticidad cerebral y el aprendizaje. Alterando la estructura neuronal y perjudica funciones mentales esenciales como la toma de decisiones y la memoria. 

El uso frecuente de cocaína también puede causar daños nasales y respiratorios, así como múltiples trastornos psicológicos y psiquiátricos, incluyendo depresión, ansiedad y psicosis. 

Cómo dejar la cocaína y la importancia de la desintoxicación

Sin importar el método de consumo, superar la adicción es un desafío considerable, pero es un paso fundamental para recuperar la salud y la calidad de vida. Aquí hay recomendaciones clave para aquellos que luchan contra la adicción:

Buscar ayuda profesional

La adicción a la cocaína es una enfermedad que requiere atención médica y terapéutica especializada. Buscar ayuda en un centro de desintoxicación puede marcar la diferencia en el proceso de recuperación. 

Terapia individualizada

La terapia cognitivo-conductual y de grupo son fundamentales para identificar y abordar los factores subyacentes que contribuyen a la adicción. La terapia proporciona herramientas para comprender y controlar las conductas adictivas y establecer estrategias para evitar la recaída.

Apoyo de la familia y seres queridos

La recuperación de la adicción a menudo se beneficia del apoyo de la familia y los seres queridos. Comprender la coadicción y recibir apoyo emocional es crucial para el éxito del tratamiento.

Prevención de recaídas

El camino hacia la recuperación puede ser desafiante, y es fundamental aprender estrategias para prevenir recaídas y mantener la sobriedad a largo plazo. La identificación de factores desencadenantes y el desarrollo de habilidades para afrontar situaciones de riesgo son aspectos clave de la prevención de recaídas.

Bibliografía y referencias

  • Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas
  • Turning Discovery Into Health
3/5 - (2 votos)

Entradas recientes

SÍGUENOS