Logo header

¿Qué es la psicosis cannábica?

psicosis cannabica

La psicosis cannábica es una alteración generalizada de la personalidad. Se suele presentar con un trastorno grave de la percepción de la realidad y que se produce por consumir marihuana. Sin embargo, la sintomatología de estos episodios puede ser bastante compleja. Incluso, puede ser indicador del desarrollo de otros problemas mentales. 

El cannabis es una sustancia química farmacológicamente activa, dotada de una profunda acción psicotrópica. Esto significa que es capaz de modificar el estado psicofísico de una persona: Desde su percepción y estado de ánimo, hasta la conciencia y comportamiento. Además, se ha convertido en el estupefaciente más consumido en Europa y el mundo.

De esta planta proceden dos de las sustancias más consumidas por los jóvenes: el hachís y la marihuana. Según los últimos reportes, ambas son mucho más fuertes que lo que había en el mercado hace 20 años. Esto se debe a que contiene mayores cantidades de principios activos.

Estos principios activos (como el THC) son determinantes en el desarrollo de la psicosis y pueden representar un peligro significativo para los consumidores. Lo más recomendable es ser conscientes de las implicaciones que tiene la ingesta de marihuana, así como controlar las cantidades y la frecuencia de consumo.  

Definición de psicosis cannábica

El término de psicosis cannábica hace referencia al grupo de síntomas psicóticos en distintos niveles de gravedad. Estos pueden ser generados por el consumo recreativo y desordenado de cannabis, ya sea en marihuana o hachís. 

Según los estudios más recientes, el consumo de estas drogas tiene una inequívoca relación con esta forma de psicosis tóxica. Se pueden generar síntomas como alucinaciones y delirios peligrosos. 

  • La psicosis por cannabis se puede presentar de diferentes maneras. Se ve condicionada por otros factores determinantes en el estilo de vida de los pacientes.
  • También puede ser un síntoma indicador de otras enfermedades mentales
  • Durante la psicosis, el individuo presenta todo tipo de alucinaciones, ataques de pánico y ansiedad. Incluso, puede experimentar comportamientos extraños y violentos para sí mismo y los demás. 
  • La mayoría de los episodios de psicosis generados por el consumo de esta sustancia pueden ser agudos y rápidos. No obstante, son un síntoma de alerta que NO se debe ignorar. 
  • Estos síntomas son mucho menos comunes con el consumo de marihuana en comparación a otras sustancias.

Para los médicos es imprescindible que las personas con enfermedades mentales, o tendencia a desarrollarlas, eviten el consumo de cannabis. Lo mismo sucede si tienen antecedentes familiares con este tipo de afecciones. Las consecuencias pueden ser muy serias para la salud del individuo y pueden afectar de forma directa su estilo de vida.

De hecho, la psicosis cannábica está relacionada con el desarrollo o empeoramiento de condiciones psicóticas crónicas como la esquizofrenia. También propicia la aparición de problemas de convivencia con la familia, los amigos cercanos, el trabajo, etc.

¿Puede el consumo de marihuana derivar en psicosis?

Sí, el consumo frecuente puede generar episodios de psicosis y afectar la salud mental del individuo a largo plazo. Esta droga no es del todo inofensiva. Aunque ofrece algunos beneficios médicos para personas con afecciones específicas, también implica riesgos significativos asociados a la salud mental.

Diversos centros de rehabilitación y tratamiento están viendo pacientes que sufren problemas mentales asociados con la marihuana, incluida la psicosis cannábica. Esta condición puede afectar a los consumidores habituales, especialmente a aquellos que empezaron a consumir la sustancia a una edad temprana.

  • Las probabilidades de que el consumo de cannabis y los episodios de psicosis ocurran juntos es mayor en personas con predisposición genética a la paranoia
  • Los individuos que experimentan trastornos mentales leves (como ansiedad o depresión) antes del uso de la marihuana, corren un riesgo mayor de desarrollar psicosis.

Cuando una persona tiene algún episodio de psicosis bajo los efectos de la marihuana se le conoce como “brote psicótico”. Ciertamente, pueden aparecer de forma esporádica o ser recurrentes. Sea cual sea el caso, son un síntoma de alerta.

síntomas de la psicosis cannabica

Síntomas de la psicosis cannábica

Difícilmente dos personas experimentan exactamente los mismos síntomas durante un brote psicótico por marihuana. Este tipo de psicosis se produce cuando el individuo empieza a sufrir una serie de fenómenos extraños e inesperados que escapan de su control y entendimiento. 

Algunos de los síntomas más frecuentes pueden ser: 

  • Se presentan delirios persecutorios o conspiratorios. Las personas sienten que alguien va tras ellos o que están en una situación sumamente peligrosa.
  • Experimentan fenómenos de despersonalización y desrealización, incluso con ideas paranormales (ver fantasmas, entes, etc.). 
  • Tienen alucinaciones auditivas perturbadoras, como escuchar voces de personas, que son llamados por alguien que no está presente.  
  • Algunas personas presentan ideas delirantes de grandeza. Incluso, se perciben a sí mismos como personas de clase social más alta o que tienen poderes y destrezas sobrehumanas. 
  • Son muy frecuentes las ideas autorreferenciales. Tienen la sensación de que todos murmuran o difaman en su contra. Además, todo lo que ven siente que va dirigido a ellos.  
  • Tienen episodios severos de llanto y ansiedad. También trastornos de ánimo y alteraciones de la conducta, como aumento de agresividad y afectación general de sus capacidades cognitivas.

Un agravante en este escenario es que se estima que alrededor del 10% de quienes consumen cannabis desarrollan un síndrome de adicción. En este caso, las probabilidades de sufrir psicosis cannábica son mayores. La proporción aumenta al 17% en caso de adolescentes y del 20-50% si se consume a diario. 

Otros efectos indeseables que suelen acompañar (o aparecer antes de) la psicosis por marihuana son:

  • Alteración en la coordinación de los movimientos.
  • Cambios radicales de humor.
  • Disminución de la capacidad para pensar y resolver problemas.
  • Reducción significativa de la memoria a corto y largo plazo. 
  • Reducción de los reflejos.
  • Sentido alterado del tiempo.
  • Deterioro en la percepción de colores o sonidos.
  • Además, la capacidad para conducir puede verse afectada incluso 24 horas después del consumo.

Tratamiento de la psicosis cannábica

La psicosis puede aparecer en los momentos menos esperados. De hecho, en ocasiones aparecen después de varios años de consumo regular. Por esta razón, lo más importante son los métodos de prevención: Disminuir la sustancia y consumir cannabis con menos concentraciones de THC.

Sin embargo, cuando una persona experimenta un brote psicótico al consumir marihuana, es necesario que tome ciertas medidas:

  • Restringir por completo el consumo
  • Buscar ayuda profesional en centros especializados en la adicción y demás problemas relacionados con drogas. 
  • Hacer un cambio de hábitos que lo alejen de la necesidad de consumir, sobre todo si ya ha desarrollado cierta dependencia al cannabis.
  • Durante los episodios de psicosis, debe conservar la calma, hidratarse bastante y pedir ayuda si es necesario. 
  • Según los últimos estudios, actividades como el deporte y el contacto con la naturaleza son un buen tratamiento para este tipo de psicosis. 

¿Cómo evitar la psicosis cannábica antes de que sea tarde?

Generalmente, el cannabis se considera una droga recreativa «segura». Incluso, las personas tienden a pensar en esta droga de manera muy diferente a otras sustancias más duras o peligrosas. 

A medida que el consumo de la marihuana se vuelve legal, los problemas causados por el uso excesivo de la sustancia se ven trivializados. Incluso, son ignorados por gran parte de las personas que lo consumen. Muchos de ellos, llegan a caer en un negacionismo de los efectos negativos de la sustancia, entre ellos la psicosis cannábica.

Estas son algunas recomendaciones para evitar la psicosis cannábica: 

  • Evitar el consumo en situaciones de estrés o días complicados.
  • Moderar las cantidades y darle prioridad a las sustancias con bajas concentraciones de THC. 
  • Tener una alimentación equilibrada e hidratarse bastante. 
  • Hacer ejercicio al menos dos veces a la semana durante 45 minutos. 
  • Tener actividades o pasatiempos de distracción que no impliquen el consumo de cannabis u otras sustancias
  • Al consumir marihuana, es recomendable no ingerir ningún otro tipo de sustancia psicotrópica (incluyendo el alcohol).   

Cabe destacar que la alta prevalencia e incidencia del consumo de cannabis en la población ha generado un gran interés entre los psiquiatras. Plantean la posibilidad de que el consumo sea capaz de alterar de forma permanente el estado psíquico de los consumidores y afectar distintos entornos de su vida.

Por último, no hay que olvidar que ante la aparición de alguno de los síntomas es necesario suspender la ingesta de la sustancia y buscar ayuda profesional. En algunos casos, bastará con reducir la cantidad y la frecuencia del cannabis. No obstante, la psicosis cannábica también puede ser indicadora de algo mucho más complejo y peligroso.

4.2/5 - (5 votos)

Entradas recientes

SÍGUENOS