Logo header

¿Qué son las adicciones cruzadas?

Dependencia cruzada

Las adicciones cruzadas son muy comunes cuando una persona se vuelve adicta a una droga e intenta suprimir el síndrome de abstinencia con un sustitutivo. No obstante, este fenómeno puede originar que cuando el adicto deje de consumir la droga inicial, se haga susceptible a consumir una o más drogas.

Se puede hablar de adicciones cruzadas cuando las personas se hacen dependientes a medicamentos de venta libre o que requieren receta. Igualmente, pueden hacerse adictos a una nueva sustancia o a un comportamiento. Por ejemplo, la obsesión por la comida puede desencadenar el uso de sustancias para controlar el peso, esto es lo que se denomina dependencia a un sustitutivo.

¿Cómo ocurre una dependencia cruzada?

Por lo general,  las adicciones cruzadas se generan durante el proceso de desintoxicación. Y es que en ese momento el paciente experimenta mucha ansiedad y es común que reemplace la sustancia por otra droga o sustitutivo.

Por eso es necesario prever la aparición de esta adicción cruzada, ya que una recaída es producida por el uso de una droga, sustancia o comportamiento adictivo que no es la droga inicial del adicto. Un ejemplo notable, es cuando una persona en proceso de desintoxicación al alcohol debe consumir diversos medicamentos para controlar la ansiedad o el insomnio. Esto sino se controla puede desencadenar una dependencia a estos medicamentos y provocar una recaída en la adicción inicial.

La dependencia cruzada se genera en la fase de abstinencia que desarrolla el paciente, y la sintomatología está asociada al estrés, la depresión o la ansiedad. En estos casos la persona intentará reducir estos síntomas con el consumo de otras sustancias adictivas que agudizan el problema.

Tratamiento de las adicciones cruzadas

En primer lugar, el objetivo del tratamiento es modificar la conducta que experimenta el adicto, para que logre controlarse ante las situaciones ambientales y personales que promueven el consumo. La finalidad es conseguir eliminar la adicción desde la raíz sin ningún tipo de sustitutos o medicamentos, para desarrollar proyectos y estilos de vida saludables.

Sin embargo, la principal condición para lograr la recuperación del paciente es su convicción y determinación para curarse y resolver esta problemática. Las adicciones cruzadas se pueden presentar de muchas formas, por lo que el tratamiento debe estar enfocado en la situación personal, social y familiar del paciente.

Esto supone un plan de tratamiento individual y con enfoque multidisciplinar, para que participen diversos profesionales. La atención se puede abodar de manera ambulatoria, sin necesidad de un ingreso a una clínica para que la persona permanezca en su vivienda y mantenga su vida socio-laboral.

También en casos más grave se realiza el ingreso hospitalario para una desintoxicación, ya que se requiere la supervisión permanente del paciente hasta que se estabilice. De ahí que haya que prestar un  especial atención al individuo, por la pérdida de control con la adicción inicial, ya que experimenta con el tiempo una nueva conducta o sustancia adictiva, lo que evoca el deseo del consumo inicial.

En este sentido cualquier sustancia externa supone un peligro para el adicto, por lo que la única manera de mantener la estabilidad en el organismo es con una desintoxicación completa. Además, la persona debe evitar todas las drogas si quiere recuperarse.



4.5/5 - (4 votos)

Entradas recientes

SÍGUENOS