Logo header

Síndrome de abstinencia de la cocaína: duración y síntomas 

La responsable del síndrome de abstinencia de la cocaína

¿Qué ocurre cuando una persona que consume cocaína de forma habitual decide dejarla? Para responder a esta pregunta, es necesario informarse sobre el síndrome de abstinencia de la cocaína, y eso es lo que vamos a hacer en este post. 

Además de explicarte en qué consiste este síndrome, cuánto tiempo dura y qué síntomas provoca,  te informamos que el centro de desintoxicación de la cocaína del Instituto Europeo Alfi puede ayudarte a superar esta etapa tan dramática.  En nuestro centro, ofrecemos un tratamiento personalizado y eficaz para dejar la cocaína de forma definitiva.

¿Qué es el síndrome de abstinencia de la cocaína? 

El síndrome de abstinencia de la cocaína es el conjunto de reacciones físicas y psicológicas que se producen cuando una persona que ha consumido esta droga de forma repetida y prolongada reduce o interrumpe su consumo. Estas reacciones son el resultado de la adaptación del organismo a la presencia de la cocaína y de la alteración del equilibrio químico del cerebro. 

Efectos de la cocaína en el cerebro 

Antes de adentrarse en el síndrome de abstinencia, es importante entender las consecuencias de la cocaína en el organismo. La cocaína actúa sobre el sistema nervioso central, estimulando la liberación de neurotransmisores como la dopamina, la noradrenalina y la serotonina. Estos neurotransmisores son los responsables de regular el estado de ánimo, el placer, la motivación, la atención y otras funciones cognitivas y emocionales. Al consumir cocaína, se produce un aumento artificial y excesivo de estos neurotransmisores, lo que genera una sensación de euforia, energía, confianza y bienestar. 

Sin embargo, este efecto es temporal y se va desvaneciendo a medida que la cocaína se elimina del organismo. Entonces, se produce un efecto rebote, que se caracteriza por una disminución brusca de los niveles de neurotransmisores y por la aparición de síntomas opuestos a los del consumo. 

Este ciclo de consumo-abstinencia-consumo, propio de la adicción a la cocaína, crea una dependencia física y psicológica hacia esta droga, que se refuerza con el tiempo y con el aumento de la dosis. Mientras la dependencia física se manifiesta por la necesidad de consumir cocaína para evitar el síndrome de abstinencia, la dependencia psicológica se expresa por la pérdida de control sobre el consumo, la priorización de la droga sobre otras áreas de la vida y la negación o minimización del problema. 

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de abstinencia de la cocaína? 

El síndrome de abstinencia a la cocaína se caracteriza por una serie de síntomas tanto físicos como psicológicos que se manifiestan cuando una persona deja de consumir esta droga. A continuación, se describen los síntomas más comunes asociados al síndrome de abstinencia. 

Descripción de los síntomas más comunes 

1. Agitación: Durante la abstinencia, es común experimentar un estado de inquietud y nerviosismo constantes. 

2. Desánimo: Sentimientos de tristeza, falta de motivación y desgano aparecen frecuentemente como consecuencia de la privación de la cocaína. 

3. Fatiga: La falta de energía y el cansancio físico son síntomas recurrentes en el síndrome de abstinencia. 

4. Aumento del apetito: Muchas personas experimentan un incremento en el apetito y tienen antojos de alimentos específicos. 

5. Sueños intensos y desagradables: Los sueños vívidos y perturbadores son muy comunes durante la abstinencia a la cocaína. 

6. Disminución de la actividad: La falta de motivación lleva a una disminución general en la participación en actividades cotidianas. 

Síntomas psicológicos asociados al síndrome de abstinencia 

Además de los síntomas físicos, el síndrome de abstinencia también provoca síntomas psicológicos que varían de una persona a otra. Estos síntomas incluyen: 

  • Ansiedad: Sensación de inquietud y preocupación constante. 

  • Irritabilidad: Mayor susceptibilidad a la frustración y dificultad para controlar los cambios de humor.

  • Depresión: Sentimientos de tristeza profunda, falta de interés en actividades placenteras y pensamientos negativos. 

  • Inquietud: Sensación de agitación mental y dificultad para relajarse. 

Manifestaciones físicas del síndrome de abstinencia 

Algunas manifestaciones físicas están presentes durante el síndrome de abstinencia a la cocaína, tales como: 

  • Temblores: Movimientos involuntarios de las extremidades. 

  • Dolores musculares: Sensación de dolor y rigidez muscular. 

  • Sudoración excesiva: Aumento de la transpiración aunque no haya calor ambiental. 

  • Mareos: Sensación de desequilibrio, vértigo o inestabilidad. 

¿Cuánto dura el síndrome de abstinencia de la cocaína? 

El síndrome de abstinencia a la cocaína difiere en duración según diferentes factores. Comprenderlos ayuda a tener una idea más precisa de lo que se puede esperar durante esta etapa de recuperación. 

Factores que afectan la duración de los síntomas 

  • La cantidad de cocaína consumida: Cuanto más tiempo y en mayor cantidad se haya consumido la droga, es más probable que los síntomas de abstinencia sean más intensos y prolongados. 

  • Su frecuencia de consumo: Aquellos que han consumido cocaína con regularidad y en grandes cantidades experimentan síntomas de abstinencia más prolongados. 

  • Tolerancia y dependencia: Cuanto mayor sea la tolerancia y la dependencia desarrollada hacia la sustancia, es más factible que el síndrome de abstinencia sea más prolongado. 

  • Factores individuales: Algunas personas tienen una mayor predisposición genética o condiciones de salud que influyen en la duración de los síntomas de abstinencia a la cocaína. 

Rango de duración del síndrome de abstinencia y sus fases 

  • Fase aguda: es la primera y más intensa, y suele durar entre unas horas y unos días después de dejar el consumo. En esta fase se presentan los síntomas más severos, como el craving, la depresión, la ansiedad, la agitación, la paranoia, las alucinaciones, los trastornos del sueño y del apetito, la fatiga, el dolor de cabeza, la sudoración, los temblores y las náuseas. Esta fase es la más crítica y peligrosa, ya que existe un alto riesgo de recaída y de complicaciones médicas, como infartos, ictus o sobredosis por cocaína

  • Fase intermedia: es la segunda y más larga, y se extiende desde unas semanas hasta varios meses después de dejar el consumo. En esta fase los síntomas se van atenuando progresivamente, pero persisten el craving, la depresión, la ansiedad, la irritabilidad, la falta de concentración, la anhedonia (incapacidad para sentir placer) y los sueños vívidos o pesadillas relacionados con la cocaína. Esta fase también es delicada, ya que aparecen factores desencadenantes o situaciones de riesgo que inciten al consumo, como el estrés, el aburrimiento, la presión social o los recuerdos asociados a la droga. 

  • Fase tardía: es la tercera y última, y dura desde varios meses hasta años después de dejar el consumo. En esta fase los síntomas son leves o inexistentes, y la persona se va adaptando a una vida sin cocaína. Sin embargo, el craving puede aparecer ocasionalmente, sobre todo ante estímulos o circunstancias que recuerden al consumo. Por eso, es importante mantener un seguimiento y una prevención de recaídas a largo plazo. 

Es importante destacar que no es lo mismo la duración del síndrome de abstinencia, que la duración de la cocaína en el organismo. La duración de la cocaína en el cuerpo se refiere al tiempo que la droga o sus metabolitos (sustancias derivadas de su transformación en el organismo) pueden ser detectados en diferentes fluidos o tejidos corporales, como la sangre, la orina, la saliva o el cabello.  

En general, se estima que la cocaína se detecta en la sangre hasta 2 días después del consumo, en la orina hasta 4 días, en la saliva hasta 2 días y en el cabello hasta varios meses. Si quieres saber más sobre este tema, puedes consultar nuestro artículo sobre cuánto dura la cocaína en la sangre y la orina

¿Cómo se trata el síndrome de abstinencia de la cocaína? 

El tratamiento del síndrome de abstinencia de la cocaína debe ser integral y personalizado, teniendo en cuenta las características y necesidades de cada persona. El objetivo del tratamiento es ayudar a la persona a superar los síntomas de abstinencia, prevenir las recaídas y favorecer su recuperación física, psicológica y social. 

El tratamiento del síndrome de abstinencia de la cocaína incluye los siguientes componentes: 

  • Tratamiento médico: consiste en la evaluación y el seguimiento de la salud física de la persona, así como la administración de medicamentos que puedan aliviar los síntomas de abstinencia, como los ansiolíticos, los antidepresivos o los estabilizadores del ánimo. Los medicamentos deben ser prescritos y supervisados por un médico especialista, y se deben ajustar según la evolución de cada caso. 

  • Tratamiento psicológico: se trata de la aplicación de técnicas y estrategias psicoterapéuticas que ayuden a la persona a afrontar los síntomas de abstinencia. El tratamiento psicológico puede ser individual, grupal o familiar, según las necesidades de cada persona y de su entorno. 

  • Tratamiento social: implica la intervención y el apoyo de profesionales y recursos sociales que faciliten la reinserción y la normalización de la persona en su ámbito laboral, educativo, familiar y comunitario.  

Si quieres saber más sobre cómo dejar la cocaína, contacta con el Instituto Europeo Alfi. Somos un centro de referencia en el tratamiento de la adicción a la cocaína en Madrid, y contamos con un equipo multidisciplinar de profesionales especializados en el tratamiento de las adicciones, que te ofrecerán una atención personalizada y de calidad. Te ayudaremos a superar el síndrome de abstinencia de la cocaína y a recuperar tu salud y tu bienestar.  

Bibliografía y referencias

  • Asociación Española de Neuropsiquiatría (2018). Guía clínica de intervención psicológica en adicciones. Madrid: AEN. 
  • Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (2020). ¿Qué es la cocaína? Recuperado de https://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/serie-de-reportes/cocaina/que-es-la-cocaina 
  • Organización Mundial de la Salud (1994). Clasificación de los trastornos mentales y del comportamiento. Criterios diagnósticos de investigación. Madrid: Meditor. 
  • Socidrogalcohol (2018). Guía clínica de adicción a la cocaína. Recuperado de https://www.socidrogalcohol.org/guia-clinica-de-adiccion-a-la-cocaina.html
5/5 - (1 voto)

Entradas recientes

SÍGUENOS