Logo header

Adicción a la pornografía

adiccion pornografia

La adicción a la pornografía es un problema muy común, capaz de generar graves consecuencias en la vida cotidiana de quienes lo padece. La persona adicta a la pornografía se vuelve emocionalmente dependiente de los contenidos eróticos hasta el punto de influir en su vida, sus relaciones y la capacidad para afrontar los problemas rutinarios; motivo por el que recomendamos urgentemente acudir a nuestro centro para la adicción al sexo en Madrid.

Tal y como indican las últimas estadísticas del ministerio de sanidad, los pacientes adictos a la pornografía el 80% son hombres y el 20% son mujeres. Una página de contenido pornográfico publicó que en un año sus usuarios consumieron 87.849 millones de vídeos. Esta cantidad de videos acumula un total de 4.392 horas de reproducción. 

En qué consiste

La adicción a la pornografía es una las principales manifestaciones de la adicción al sexo e hipersexualidad. No obstante, se puede manifestar exclusivamente la adicción a la pornografía. Tal y como indican las estadísticas, es más frecuente en hombres que en mujeres, entre edades que van desde la adolescencia hasta la madurez. Sin embargo, en los últimos años se ha observado cómo ha ascendido la adicción entre mujeres, ensanchándose el rango de edad. 

Esta adicción se caracteriza principalmente por la necesidad compulsiva de acceder a contenido sexual explícito (películas porno y fotos). Normalmente, este contenido se suele visualizar de forma online, mediante ordenadores, dispositivos móviles o tablets. Además, suele ser una actividad solitaria, aunque la adicción a la pornografía también se suele dar en relaciones de pareja.  

Cuando se puede convertir en adicción

Las personas que suelen consumir habitualmente pornografía, la suelen utilizar como entretenimiento. Del mismo modo, ese hábito se puede volver una dependencia. El visionado de pornografía produce una descarga excesiva de dopamina, por ello, el cerebro siente una sobreestimulación. Esta liberación de dopamina, produce un mensaje repetitivo en el cerebro, capaz de desarrollar una necesidad constante de sentir estimulación sexual, que seguidamente se puede volver una adicción. 

Ante este contexto, el consumo continuo de pornografía termina alternando el funcionamiento y rendimiento convencional del cerebro: su estructura se ve sobre estimulada e incluso se puede modificar el tamaño de algunas regiones cerebrales. Como en todas las adicciones, el consumo frecuente de sexo se vuelve insatisfactorio. Cuanta mayor cantidad de pornografía se consume, más reducida es la actividad de recompensa que genera el cerebro. 

El consumo de la pornografía está presente en todos los miembros de la sociedad, ya sean niños, jóvenes o adultos, y tiene efectos secundarios psicológicos y sociales. Generalmente, el consumo de pornografía en adultos está relacionado con problemas en la autoestima, descenso de las relaciones sexuales en pareja, la insatisfacción sexual y la infidelidad.

Además, la pornografía puede provocar daños en la autoestima de los consumidores, pues el no tener las mismas actitudes o características sexuales de los actores puede generar decepción y apatía. 

Consecuencias de la adicción al porno

Las personas adictas a la pornografía permanecen mucho tiempo visionando material pornográfico. En algunos casos, incluso pueden relevar algunas actividades importantes como es el trabajo, el cuidado de familiares, salir con los amigos…Este hecho puede ocasionar aislamiento social. Además, el individuo adicto suele visualizar el material en lugares inadecuados, lo que resulta embarazoso en caso de ser descubierto. 

Las relaciones de pareja también pueden verse afectadas debido a este trastorno. No obstante, la visualización de material pornográfico puede ayudar a afrontar algunos problemas sexuales de la pareja, como es la falta de deseo sexual. Pero si está conducta se vuelve repetitiva, puede convertirse en una adicción, desarrollando fuertes problemas de autocontrol y malestar en la pareja. 

Toda adicción lleva consigo una insatisfacción sexual. La adicción a la pornografía puede hacer creer al afectado que sus experiencias sexuales no son completas. Poco a poco las relaciones sexuales reales acaban siendo sustituidas por la pornografía, lo que puede dar lugar a disfunciones eréctiles inducidas por el porno. 

También se ha observado que el consumo de pornografía en edades muy tempranas, puede desembocar en comportamientos antisociales, como son los abusos sexuales y violaciones.  

adiccion pornografia consecuencias

Causas más comunes de la adicción

Existen tres factores que pueden influir en el desarrollo la adicción a la pornografía: 

  • Biológico: influye la genética a la dependencia, directamente relacionada con la desregulación emocional. Del mismo modo, la presencia de niveles altos de hormonas como la testosterona o el estrógeno puede aumentar la libido y, en consecuencia, la curiosidad por conocer más detalles sobre la sexualidad a través de la pornografía. 
  • Psicológico: el consumo de la pornografía puede distraer de emociones negativas y situaciones difíciles. Además, la exposición temprana al contenido sexual puede desarrollar impulsividad sexual. 
  • Sociales: estar expuesto a un círculo social que fomente el consumo de pornografía, el uso de bromas con alto contenido sexual, entre otros. 

Síntomas de la adicción a la pornografía

La adicción a la pornografía es un problema que puede ocasiones graves consecuencias físicas, psicológicas, emociones y sociales. Por tanto, es importante identificar algunos síntomas que puede desarrollar un adicto a este contenido:

  • Incapacidad para dejar de consumir pornografía. 
  • Impulsos de ver pornografía. 
  • Mantener en secreto el uso de la pornografía. 
  • Sentimientos de culpa o vergüenza. 
  • Pérdida de trabajo, círculo sociales o relaciones familiares.
  • Insatisfacción sexual. 

Tratamientos para la adicción

En Insituto Europeo Alfi sabemos lo complicado que es lidiar con la adicción a la pornografía, pero es totalmente posible salir de este círculo problemático con la ayuda de un equipo experto como el que encontrarás en nuestro centro de desintoxicación de adicciones de Madrid.

Una buena opción para dejar a un lado la adicción a la pornografía es nuestro centro de ingresos, cuenta con asistencia médica y psicologica durante 24 horas.  Nuestra residencia se encuentra ubicada en Plaza Castilla, un lugar céntrico comunicado con diverso transporte público, instalaciones deportivas y siempre respetamos la intimidad y privacidad del paciente. 

Si el paciente se encuentra en una fase más avanzada de su tratamiento, puede acceder al piso terapéutico, donde va a afrontar estímulos reales y poder lograr así una reinserción a la vida cotidiana. Por otro lado, también disponemos de un centro de día donde desarrollamos terapias individuales y grupales. Nuestras terapias son totalmente personalizadas, siempre nos adaptamos a las necesidades del paciente. 

Además, nuestras sesiones de psicología en línea permiten acceder a la terapia desde un lado más flexible, cómodo y menos costoso. Esperamos que te haya servido toda la información que aportamos. No dudes en contactarnos si necesitas ayuda para superar tu adicción. Tenemos el mejor equipo de psicólogos especializados en adicciones. Estamos aquí para ayudarte. de

Contáctanos

3.6/5 - (20 votos)

Entradas recientes

SÍGUENOS

Universidades con las que colaboramos: