Adicción a la Cocaína

adiccion cocaina
5/5 - (1 voto)

El consumo y la adicción a la cocaína son dos contextos diferentes. No obstante, aunque el consumo de cocaína sé dé en pequeñas dosis de forma puntual, es muy fácil acabar desarrollando una adicción a las drogas. El consumo de cocaína siempre precede a la adicción. Las personas son incapaces de controlar la velocidad de transformación entre consumo y adicción a la cocaína. 

La cocaína es una droga que procede de un arbusto originario de América del Sur, la Erythroxylum coca. Concretamente, la cocaína es el alcaloide extraído de las hojas de la planta, cristalizado en forma de sal. El consumo de esta sustancia provoca una sensación de bienestar elevado. Si las dosis se elevan, el poder de euforia puede llegar a  ser extremadamente gratificante. El consumo continuado de cocaína provoca cambios bioquímicos en el cerebro que pueden llegar a ser permanentes. 

Las personas que quedan atrapadas por esta adicción sienten la necesidad compulsiva de su consumo, solo a través de un tratamiento para la adicción a la cocaína como el que ofrecemos en nuestro centro de desintoxicación de Madrid se puede conseguir revertir el problema. Lo fundamental es detectar las primeras señales de la adicción, señalizar las consecuencias y efectos a largo plazo, y posteriormente poner remedio a través de un tratamiento específico. 

Señales de la adicción a la cocaína

Existen diferentes señales que apuntan al consumo de cocaína. Evidentemente, si el consumo se acentúa y aparece una adicción, estas señales son más notorias. Lo primero de todo, es que el consumo de cocaína se  caracteriza por una fuerte dependencia emocional, y no tanto por una dependencia física. Además, la adicción a la cocaína puede derivar en graves complicaciones físicas, como es la perforación del tabique nasal o graves afectaciones cardíacas. 

Síntomas Físicos

A medida que el consumo es más frecuente o la cantidad se eleva, los síntomas físicos serán cada vez más visibles. Un signo muy revelador del consumo de cocaína son las pupilas dilatadas o midriasis. Generalmente, la midriasis aparece por cambios bruscos lumínicos y duran escasos minutos, si se prolonga en el tiempo puede ser causa de un consumo continuado de cocaína. 

Por otro lado, también es muy frecuente la aparición de taquicardias, arritmias o hipertensión. El uso de drogas estimulantes como la cocaína producen este tipo de cuadros clínicos. La hemorragia nasal, rinitis o dificultad respiratoria son la forma más habitual de los problemas físicos de la cocaína. Además, suelen aparecer con facilidad sin necesidad de consumir un tiempo prolongado. 

Síntomas Psicológicos

Lo que más caracteriza a la adicción a la cocaína es su fuerte dependencia emocional. Algunos síntomas psicológicos son muy característicos de esta sustancia y entran dentro de lo que se puede denominar síndrome de abstinencia por dependencia a la cocaína. La irritabilidad es un síntoma que sufren todos los consumidores crónicos de coca. Pasan con rapidez de la euforia a los episodios depresivos.  

Por otra parte, si el adicto incrementa la dosis, es frecuente que aparezcan cuadros patológicos de tipo obsesivo. La persona adicta se vuelve altamente suspicaz e incluso paranoico.  Un adicto a la cocaína puede llegar a presentar cuadros de delirio o brotes psicóticos. 

adiccion cocaina tratamiento

Consecuencias de la adicción a la cocaína

El adicto suele cambiar sus hábitos e incluso incorporar nuevos hábitos, como puede ser enrollar billetes, tubos de papel, esconder residuos de cocaína en diferentes partes. También suele tener pequeñas bolsas de plástico con restos de polvo blando, espejos o superficies planas. 

Además, el consumo de cocaína puede afectar económicamente al adicto. Al ser una droga ilegal el coste de la sustancia es relativamente alto, cuando el consumo aumenta en frecuencia y cantidad las finanzas de quien consume cocaína suelen verse afectadas. Al principio puede ser imperceptible, pero con el paso del tiempo los familiares y amigos notarán movimientos bancarios extraños. La adicción a la cocaína en una expresión muy aguda puede derivar en graves problemas económicos e incluso arruinar al adicto. 

Por otro lado, las secuelas de la cocaína también se pueden reflejar en los horarios, el ciclo del sueño, la alimentación, la higiene personal y las relaciones con su entorno. El tiempo que dedica a las actividades como aficiones o trabajo se disminuye por consumir. Lo más destacado son los cambios de hábito con las relaciones, pueden verse sustituidas por personas afines a la droga. 

Efectos a largo plazo de la cocaína

La persona que se vuelve adicta a la cocaína, no solo puede sufrir las consecuencias a corto plazo anteriormente mencionadas, sino también puede tener efectos a largo plazo.

Recaídas

Los adictos, tienen un alto riesgo de recaídas, puesto que la abstinencia es un período largo. Tal y como indican numerosos estudios, durante el período de abstinencia el cerebro recuerda la euforia asociada al consumo, por ello, una sola referencia a la droga, puede disparar el deseo incontrolado de consumirla. 

Efectos psicológicos 

El consumidor de cocaína puede desarrollar tolerancia a la sustancia, lo que significa que necesita mayor dosis para desarrollar efectos. Del mismo modo, el adicto puede volverse más sensible, generar más nivel de ansiedad, irritabilidad, agresividad, nerviosismo crónico, etc. 

Efectos físicos 

Cuando se ingiere cocaína se pueden desarrollar graves problemas intestinales, ya que reduce el flujo sanguíneo. Además, la cocaína puede causar reacciones alérgicas, ya sea a la droga o a algunos de los aditivos que se agregan a ella. El uso crónico puede causar graves problemas de apetito, haciendo que muchos consumidores tengan pérdida significativa de peso y derive en una mala nutrición. 

Tratamiento de Adicción a la Cocaína con Instituto Europeo Alfi

En Instituto Europeo Alfi, centro de rehabilitación y tratamiento para las adicciones, desarrollamos varios  tratamientos para la adicción a la cocaína en Madrid. Abogamos por un sistema integral y personalizado dirigido a ayudar, tanto a las personas que nunca han sabido cómo dejar la cocaína, como aquellas que lo han intentado con otros modelos de tratamiento y han sufrido una recaída. 

En Instituto Europeo Alfi contamos con un centro de ingreso con asistencia médica y terapéutica las 24 horas.  El centro de ingreso está ubicado en el barrio de Plaza Castilla, un lugar céntrico rodeado de transporte público. Por otro lado, contamos con un piso terapéutico monitorizado, donde el paciente puede afrontar estímulos para enfrentarse al día a día y no recaer. 

Si, por el contrario, el ingreso no es una opción, el enfermo puede acudir a nuestro centro de día durante unas horas y realizar diversas terapias y actividades. En Alfi contamos con terapias individuales, grupales y online, con la ayuda de nuestros profesionales podrás encontrar la terapia más acorde a tus necesidades clínicas. En Alfi personalizamos cada tratamiento, trabajamos todos los aspectos de la recuperación.  No lo dudes más, aborda la problemática de la cocaína con nuestra ayuda. 

Abrir chat
Contáctanos si deseas más información