Logo header

Adicción al alcohol 

Adicto al alcohol desmayado en la mesa

La adicción al alcohol, también conocida como alcoholismo, es un problema grave que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se trata de una enfermedad crónica, progresiva y potencialmente mortal, que se caracteriza por una dependencia física y psicológica del alcohol. Además, impide controlar el consumo y genera graves consecuencias para la salud, las relaciones personales, el trabajo y la sociedad.  

¿Qué causa la adicción al alcohol? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Qué tratamiento existe para superarla? En este post te daremos algunas respuestas y te mostraremos cómo el centro de desintoxicación del alcohol del Instituto Europeo Alfi puede ayudarte a recuperar tu vida. 

¿Qué es la adicción al alcohol? 

El alcohol es una sustancia psicoactiva que actúa sobre el sistema nervioso central, produciendo efectos como la euforia, la desinhibición, la relajación o la alteración de la percepción. Sin embargo, el consumo excesivo y prolongado de alcohol puede generar una fuerte dependencia física y psicológica. 

El alcoholismo es un tipo de trastorno por consumo de alcohol, que se define como un patrón de consumo de alcohol que provoca dificultades para funcionar en la vida cotidiana. Según la Organización Mundial de la Salud, se considera que una persona tiene un consumo de riesgo de alcohol cuando supera los 40 gramos de alcohol puro al día en el caso de los hombres, y los 20 gramos en el caso de las mujeres. Estas cantidades equivalen aproximadamente a cuatro y dos copas de vino respectivamente. 

La adicción al alcohol es una enfermedad crónica, progresiva y potencialmente mortal, que puede causar daños irreversibles en el organismo, como cirrosis hepática, pancreatitis, gastritis, úlceras, hipertensión, cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, demencia, depresión, ansiedad, psicosis o cáncer.

Además, la adicción al alcohol puede afectar negativamente a la vida personal, familiar, laboral y social de la persona, provocando conflictos, violencia, aislamiento, desempleo, pobreza, marginación o estigma. También puede afectar negativamente a los estudios, ya que el alcoholismo en adolescentes existe y también es problemático.

¿Cuáles son los síntomas y signos de la adicción al alcohol? 

El alcoholismo se caracteriza por una serie de síntomas físicos y psicológicos que indican la presencia de una adicción al alcohol. Estos síntomas suelen manifestarse de manera progresiva a medida que el consumo se vuelve más frecuente y abundante. 

Síntomas físicos del alcoholismo  

  • Tolerancia al alcohol, lo que implica la necesidad de consumir cada vez mayores cantidades para obtener los mismos efectos. 
  • Síndrome de abstinencia cuando se intenta reducir o interrumpir el consumo, lo que se manifiesta a través de síntomas como temblores, sudoración, náuseas y ansiedad. 
  • Compromiso de la salud física, con daños significativos en órganos como el hígado, el corazón y el cerebro. 

Síntomas psicológicos del alcoholismo 

  • Pérdida de control sobre el consumo de alcohol, con dificultades para moderar la cantidad o la frecuencia de ingesta. 
  • Cambios en el estado de ánimo, pasando de la euforia a la depresión en cortos periodos de tiempo. 
  • Problemas mentales, como la psicosis alcohólica.

Signos externos de alcoholismo en la cara y el cuerpo 

El alcoholismo puede dejar huellas visibles en la cara y el cuerpo de las personas afectadas. Estos signos externos pueden ser indicadores claros de una adicción al alcohol. 

Algunos de los signos del alcoholismo en la cara y el cuerpo más comunes son: 

  • Piel enrojecida o con apariencia inflamada, especialmente en la zona de la cara. 
  • Vasos sanguíneos dilatados en la cara, conocidos como arañas vasculares. 
  • Pérdida de peso inexplicada y desnutrición debido a una ingesta insuficiente de alimentos y nutrientes esenciales. 
  • Aparición de manchas o lesiones en la piel debido a una mayor vulnerabilidad a infecciones o lesiones. 

Efectos de la adicción al alcohol en la salud y la vida cotidiana 

El alcoholismo tiene efectos devastadores en la vida de la persona; desde comprometer su salud física, mental y emocional, hasta generar consecuencias negativas en su entorno social. Por eso, saber si una persona es alcohólica muchas veces puede ser relativamente sencillo.

Impacto del alcoholismo en la salud física, mental y emocional 

En términos físicos, el consumo excesivo y prolongado de alcohol puede causar daños significativos. Algunos de los efectos del alcohol a largo plazo en los órganos son: 

  • Hígado, llegando a provocar enfermedades graves y potencialmente mortales como la cirrosis hepática.  
  • Corazón, aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares.  
  • Cerebro, ya que puede generar daños neurológicos irreversibles.  

A nivel mental y emocional, el alcoholismo puede ocasionar: 

  • Trastornos de ansiedad.
  • Estrés crónico.
  • Trastornos del sueño.
  • Dificultades para concentrarse y tomar decisiones.
  • Transtornos duales, como la alcohorexia.

Consecuencias sociales, laborales y familiares del alcoholismo 

El alcoholismo no solo afecta la salud de la persona adicta, sino que también tiene consecuencias catastróficas en su entorno social, laboral y familiar. Las relaciones con la familia y amigos suelen deteriorarse debido a los problemas asociados al consumo compulsivo de alcohol, como comportamientos violentos, falta de responsabilidad y abandono de responsabilidades. 

A nivel laboral, el alcoholismo puede llevar a la pérdida del empleo debido a la falta de rendimiento, ausencias frecuentes o malas relaciones con los colegas. Además, el consumo excesivo de alcohol puede dar lugar a problemas legales, como conducir bajo los efectos del alcohol o cometer delitos relacionados con el mismo, lo que puede resultar en sanciones, multas e incluso prisión. 

¿Cuáles son las causas de la adicción al alcohol? 

El alcoholismo es una enfermedad multifactorial, es decir, que no tiene una causa única, sino que depende de la interacción de diversos factores, como los siguientes: 

Factores genéticos 

Se ha demostrado que existe una predisposición genética a desarrollar alcoholismo, que puede influir en la forma en que el organismo metaboliza el alcohol, en la sensibilidad a sus efectos o en la vulnerabilidad a los trastornos mentales asociados al consumo de alcohol. 

Factores psicológicos 

Se refieren a las características personales, los rasgos de personalidad, las emociones, las creencias, las expectativas o las actitudes hacia el alcohol. Algunos factores psicológicos que pueden favorecer el alcoholismo son: 

  • Baja autoestima.
  • Impulsividad.
  • Búsqueda de sensaciones .
  • Dificultad para afrontar el estrés.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Abuso de otras sustancias.

Factores sociales 

Se relacionan con el entorno en el que vive la persona, las influencias de la familia, los amigos, los medios de comunicación, la cultura o la sociedad. Algunos factores sociales que pueden contribuir al alcoholismo son: 

  • La disponibilidad y accesibilidad del alcohol.
  • La presión de grupo.
  • El consumo de alcohol como norma sociocultural.
  • El modelo de consumo de los padres o las parejas. 
  • La falta de apoyo social o la marginación.

¿Cómo se trata la adicción al alcohol? 

La adicción al alcohol es una enfermedad que se puede tratar y superar, siempre que se cuente con la voluntad, el compromiso y el apoyo adecuados y que se sepa cómo dejar el alcohol. El tratamiento del alcoholismo debe ser integral, multidisciplinar y personalizado, adaptado a las necesidades y características de cada persona.  

Asimismo, el tratamiento debe abordar tanto los aspectos físicos como los psicológicos y sociales de la adicción, y debe incluir las siguientes etapas

Desintoxicación 

Es el proceso de eliminar el alcohol del organismo, que puede durar entre una y dos semanas, dependiendo del grado de dependencia y de la presencia de otras sustancias. La desintoxicación debe realizarse bajo supervisión médica, ya que puede conllevar riesgos y complicaciones, como el síndrome de abstinencia, que puede requerir medicación para aliviar los síntomas y prevenir las convulsiones o el delirium tremens. 

Deshabituación y rehabilitación 

En esta fase se busca recuperar el funcionamiento físico, mental y social de la persona, que puede durar entre tres y seis meses, dependiendo de la evolución y el pronóstico. La rehabilitación se basa en la terapia psicológica, que puede ser individual, grupal o familiar, y que tiene como objetivos identificar y modificar los factores que favorecen el consumo de alcohol, desarrollar habilidades de afrontamiento y prevención de recaídas, mejorar la autoestima y la motivación, y fomentar el apoyo social y la reinserción laboral. 

Seguimiento y mantenimiento 

Es el proceso de consolidar los logros obtenidos y prevenir las recaídas, que puede durar entre seis meses y un año, dependiendo de la estabilidad y la confianza. El mantenimiento se basa en el seguimiento periódico por parte del equipo terapéutico, que puede incluir controles médicos, psicológicos y analíticos, y en la participación en grupos de autoayuda. 

¿Cómo podemos ayudarte en el Instituto Europeo Alfi? 

En el Instituto Europeo Alfi somos conscientes de la dificultad que supone enfrentarse a la adicción al alcohol, y por eso te ofrecemos un tratamiento integral y personalizado, que te permitirá recuperar tu salud, tu bienestar y tu calidad de vida. Además: 

  1. Contamos con un equipo multidisciplinar de profesionales especializados en el tratamiento de las adicciones, que te brindarán una atención individualizada, cercana y de calidad. 
  2. Disponemos de unas instalaciones seguras y confortables, que te garantizarán una estancia agradable.  
  3. Te ofrecemos un programa terapéutico adaptado a tus necesidades. 
  4. Nuestro método de tratamiento es altamente eficaz y se basa en evidencias científicas. Combinamos técnicas terapéuticas como la terapia cognitivo-conductual, el método Minnesota, la terapia familiar sistémica, la terapia de grupo, la terapia ocupacional, el mindfulness, el yoga o el deporte.  
  5. Te acompañaremos en todo el proceso de recuperación, desde la desintoxicación hasta el mantenimiento, y te proporcionaremos el apoyo y los recursos necesarios para que puedas superar la adicción al alcohol y volver a disfrutar de tu vida. 

Si quieres más información sobre nuestro centro de desintoxicación del alcohol, no dudes en contactarnos. En el Instituto Europeo Alfi estaremos encantados de atenderte y de resolver todas tus dudas. Recuerda que la adicción al alcohol tiene solución, y que nosotros podemos acompañarte en esta batalla.  

4/5 - (4 votos)

Entradas recientes

SÍGUENOS