Logo header

Adicciones en la adolescencia: causas, consecuencias y cómo evitarlas

Adicciones adoelscencia

¿Qué lleva a un adolescente a consumir drogas o a desarrollar otras conductas adictivas? ¿Qué consecuencias tiene para su salud física, mental y social? ¿Qué se puede hacer para prevenir o tratar las adicciones en la adolescencia? Estas son algunas de las preguntas que muchos padres, educadores y profesionales se plantean ante un problema que afecta a una parte importante de la población juvenil. 

Además de responder a estos interrogantes, es esencial saber que existen soluciones a tu alcance. En el centro de adicciones para adolescentes del Instituto Europeo Alfi, estamos comprometidos en guiar a los jóvenes y a sus familias hacia un futuro saludable.

¿Qué son las adicciones y cómo afectan a los adolescentes?

La adicción es un trastorno que se caracteriza por la pérdida de control sobre el consumo de una sustancia o la realización de una conducta, a pesar de las consecuencias negativas que esto genera para la salud física, mental y social de la persona. Las adicciones alteran el funcionamiento normal del cerebro, especialmente en las áreas relacionadas con el sistema de recompensa, el aprendizaje, la memoria y la toma de decisiones. Esto hace que la persona sienta una necesidad imperiosa de consumir la sustancia o realizar la conducta, incluso cuando ya no le produce placer o satisfacción.

A grandes rasgos, podemos clasificar a las adicciones en dos tipos:

    Adicciones a sustancias son aquellas que implican el consumo de alguna droga, ya sea legal (como el alcohol o el tabaco) o ilegal (como el cannabis, la cocaína o la heroína).

    Adicciones comportamentales son aquellas que implican la realización de una actividad que genera una gratificación inmediata, pero que a largo plazo produce malestar y deterioro. Algunos ejemplos son la adicción al juego, a internet, a las redes sociales, adicción los videojuegos, adicción a la pornografía, adicción al sexo o a la comida.

    Adicciones más comunes en la adolescencia

    Las adicciones pueden manifestarse de diferentes formas en la adolescencia. A continuación, se describen algunas de las adicciones más comunes en esta etapa de la vida:

    • Consumo de alcohol y tabaco: El consumo de alcohol y tabaco es una de las adicciones más extendidas entre los adolescentes. La presión social, el deseo de experimentar nuevas sensaciones y el intento de encajar en grupos sociales pueden influir en su inicio. El consumo excesivo y prolongado de estas sustancias puede tener graves consecuencias en la salud física y mental de los jóvenes, así como afectar negativamente su rendimiento académico y relaciones interpersonales. También es bastante común la adicción a la cocaína y, cada vez más en adolescentes.

    • Adicción a las nuevas tecnologías: Con el avance tecnológico, la adicción a las nuevas tecnologías se ha convertido en un fenómeno cada vez más frecuente en la adolescencia. El fácil acceso a dispositivos electrónicos y la necesidad de estar siempre conectados pueden llevar a un uso compulsivo de internet, redes sociales y otras formas de entretenimiento digital. Una de las adicciones más extendidas en adolescentes es la adicción a los videojuegos. Esta adicción puede resultar en la pérdida de tiempo, aislamiento social, fracaso escolar y problemas de salud física y mental.

    • Otras drogas y comportamientos adictivos: Además del consumo de alcohol y tabaco, existen otras drogas y comportamientos adictivos a los que los adolescentes pueden verse expuestos. Esto incluye el consumo de drogas ilícitas como la marihuana, la cocaína, los alucinógenos, así como la adicción a medicamentos y sustancias sintéticas. Asimismo, hay comportamientos adictivos como las compras compulsivas, la adicción al sexo, la adicción al juego o ludopatía y la alimentación desordenada que pueden afectar la vida de los jóvenes de manera significativa.

    En la adolescencia, el riesgo de desarrollar una adicción es mayor, debido a una serie de factores que hacen que los jóvenes sean más vulnerables y propensos a experimentar con sustancias o conductas potencialmente adictivas. 

    ¿Cuáles son las causas de las adicciones en la adolescencia?

    No existe una única causa que explique por qué un adolescente desarrolla una adicción, puesto que en esta problemática intervienen diversos factores de riesgos, tales como:

    Factores biológicos

    El cerebro adolescente está en proceso de maduración y es más sensible a los estímulos placenteros y a los efectos de las drogas. Además, los adolescentes tienen una menor percepción del riesgo y una mayor impulsividad que los adultos, lo que les hace más propensos a experimentar con sustancias y conductas adictivas.

    Factores psicológicos

    Dentro de los principales factores psicológicos que pueden incidir en el desarrollo de la adicción en adolescentes, se encuentran: 

    La personalidad;

    El autoconcepto;

    La autoestima;

    Las emociones;

    Las creencias;

     y las expectativas de la persona. 

    Por lo general, los adolescentes que tienen una personalidad más ansiosa, depresiva, impulsiva o antisocial, que tienen una baja autoestima, que sufren estrés, que tienen dificultades para afrontar los problemas o que tienen expectativas positivas sobre los efectos de las drogas o las conductas adictivas, tienen más probabilidades de desarrollar una adicción.

    Factores sociales

    Tienen que ver con el entorno familiar, escolar y de ocio del joven. Los principales factores sociales de riesgo de adicciones en adolescentes son:

    • Entorno familiar: cuando el adolescente tiene una familia desestructurada, con conflictos de violencia, falta de comunicación o de normas, que tienen padres o hermanos con adicciones, o que sufren abuso o negligencia.

    • Entorno escolar: en los casos en donde el rendimiento académico del joven es bajo.

    • Entorno de ocio: cuando el adolescente se siente solo o rechazado por sus iguales, tienen amigos que consumen drogas o que participan en actividades de ocio que favorecen el consumo.

    ¿Cuáles son las consecuencias de las adicciones en la adolescencia?

    Las adicciones en la adolescencia pueden acarrear diversas consecuencias negativas en diferentes ámbitos de la vida de los jóvenes. A continuación, detallaremos algunas de las más destacadas:

    Problemas de salud física

    El consumo de drogas o la realización de conductas adictivas pueden provocar daños neurológicos, cardíacos, hepáticos, renales, respiratorios e inmunológicos. Además, pueden interferir en el crecimiento y la maduración sexual de los adolescentes.

    Problemas de salud mental

    Las adicciones en la adolescencia están estrechamente relacionadas con problemas de salud mental. El abuso de drogas y adicciones comportamentales puede desencadenar experiencias de ansiedad, depresión y trastornos psicóticos en los jóvenes. Estos trastornos mentales pueden afectar gravemente su calidad de vida y su equilibrio emocional.

    Impacto en el rendimiento escolar

    El consumo de sustancias adictivas en la adolescencia puede tener un impacto significativo en el rendimiento académico de los jóvenes. El uso frecuente e irresponsable de drogas puede interferir en su capacidad de concentración, memoria y motivación, lo que se traduce en un bajo rendimiento escolar. Esta situación puede generar problemas de desvinculación con el entorno educativo y dificultades futuras en términos de formación y empleabilidad.

    Comportamientos delictivos y conflictos sociales

    Las adicciones en la adolescencia también pueden conducir a comportamientos delictivos y conflictos sociales. La búsqueda de sustancias adictivas puede llevar a los jóvenes a incurrir en actividades ilegales, como el tráfico y consumo de drogas ilegales. Además, las adicciones pueden generar problemas dentro de su entorno social, como el desarreglo de relaciones interpersonales, alejamiento de amistades y conflictos familiares.

    Estas son solo algunas de las consecuencias que las adicciones en la adolescencia pueden acarrear. Es fundamental abordar este problema de manera integral y brindar a los jóvenes el apoyo necesario para superar sus adicciones y evitar las consecuencias negativas que estas conllevan.

    ¿Cómo evitar o tratar las adicciones en la adolescencia?

    La prevención y el tratamiento de las adicciones en la adolescencia son fundamentales para evitar mayores consecuencias negativas. A continuación, se presentan algunas estrategias y enfoques que pueden ser útiles en este proceso.

    Importancia de la educación preventiva

    La educación preventiva desempeña un papel clave en la prevención de las adicciones en los adolescentes. Se trata de brindar información adecuada sobre los riesgos y efectos del consumo de sustancias adictivas, así como promover habilidades de toma de decisiones y resistencia a la presión de grupo. Los programas de educación preventiva deberían ser incluidos tanto en el ámbito escolar como en el familiar, y abordar de manera realista y honesta los problemas que enfrentan los jóvenes en relación con las adicciones.

    Fomento de hábitos de vida saludable

    El fomento de hábitos de vida saludable es una estrategia efectiva para prevenir y tratar las adicciones en la adolescencia. Promover la práctica regular de ejercicio físico, alimentación equilibrada y descanso adecuado puede ayudar a los adolescentes a desarrollar un estilo de vida saludable que les brinde satisfacción, bienestar y una mayor resiliencia frente a las tentaciones y presiones negativas. Además, es importante fomentar el establecimiento de rutinas estructuradas y hábitos positivos como alternativas a las conductas adictivas.

    Apoyo familiar y social en el proceso de recuperación

    La familia y el entorno cercano deben estar atentos a los signos de adicción y ofrecer un ambiente seguro y de apoyo emocional en el que el adolescente se sienta respaldado. Es importante promover la comunicación abierta, el respeto y la comprensión, e involucrarse en la búsqueda de soluciones y terapias adecuadas. Además, contar con el apoyo de pares y grupos de ayuda mutua puede ser beneficioso para el adolescente en su proceso de recuperación.

    Intervención profesional en casos de adicción grave

    En casos de adicción grave, en los que los esfuerzos preventivos no han sido suficientes o cuando el adolescente requiere una intervención más especializada, es importante contar con profesionales de la salud y especialistas en adicciones. Estos expertos podrán evaluar la situación y brindar el tratamiento necesario, ya sea a través de terapias individuales, terapias familiares o programas de rehabilitación específicos para adolescentes. La intervención profesional puede proporcionar herramientas, apoyo psicológico y estrategias de manejo adecuadas para superar la adicción al móvil y mantener una vida saludable y libre de adicciones a largo plazo.

    En el Instituto Europeo Alfi, somos conscientes de la complejidad de las adicciones en la adolescencia, y por eso ofrecemos un servicio especializado y personalizado para cada caso. Contamos con un equipo multidisciplinar de profesionales, que abordan la adicción desde una perspectiva biopsicosocial, y con unas instalaciones y unos recursos adaptados a las necesidades de los adolescentes y sus familias. Si necesitas más información o quieres solicitar una cita, no dudes en contactar con nosotros. Estamos para ayudarte.

    5/5 - (3 votos)

    Entradas recientes

    SÍGUENOS