Logo header

Adicción a la Heroína

adiccion heroina efectos secundarios

La heroína, también conocida como “caballo”, es una de las drogas ilegales más adictivas. La heroína es una droga que se elabora a partir de la morfina, una sustancia natural que se encuentra en el capullo de la amapola o adormidera asiática.  La heroína se puede presentar en forma de polvo blanco o marrón similar al tacto del café molido, además puede inyectarse, fumarse o inhalarse. 

La adicción a la heroína se produce por un consumo repetido de la misma, hasta el punto de que el individuo no puede dejar de consumir. Este hecho provoca que las personas adictivas intenten conseguir heroína por cualquier medio. De este modo, la heroína se convierte en el centro de su vida (si estás en esta situación, te recomendamos que acudas a nuestro centro de desintoxicación en Madrid con urgencia). Las consecuencias más notorias de la adicción a la heroína es un deterioro de las relaciones familiares y un abandono total del cuidado de sí mismo. 

Además, el adicto a la heroína se suele relacionar con personas que también consumen está sustancia, por lo general, es un círculo vicioso de consumo que en muchas ocasiones termina desarrollando graves problemas psicológicos y físicos (SIDA, infecciones sexuales, problemas cardíacos, trastornos psíquicos, etc.), así como otros problemas derivados de la adicción a las drogas

En qué consiste

La heroína es una sustancia tremendamente adictiva, ingresa rápidamente en el cerebro y se adhiere a los receptores opioides de células ubicadas en diversas zonas. La heroína afecta especialmente a las zonas asociadas a las sensaciones de dolor y placer, y las que controlan el ritmo cardíaco, el sueño y la respiración. 

Las formas de consumir heroína son muy variadas: inyectada, inhalada o fumada. La inyección intravenosa genera mayor intensidad, por ello, es el consumo más habitual. Además, la heroína es una droga de bajo coste, convirtiéndose en una de las drogas más utilizadas entre la población. No obstante, es una de las drogas con mayor repercusión negativa en el organismo debido a que genera graves consecuencias psíquicas, físicas y sociales. 

Generalmente, las personas que consumen heroína de forma continuada desarrollan una cierta tolerancia a sus efectos, por lo tanto, las dosis cada vez son mayores o más frecuentes. El consumo de heroína frecuente genera problemas de salud y consecuencias en sociales, el adicto puede desarrollar el trastorno por consumo de drogas

Efectos de la heroína

Las personas que consumen heroína pueden sufrir una euforia momentánea, una consecución de sensaciones placenteras. Sin embargo, la droga tiene otros efectos a corto y largo plazo más comunes:

A corto plazo

  • Sequedad bucal.
  • Enrojecimiento de la piel. 
  • Vómitos y náuseas.
  • Alteración mental. 
  • Adormecimiento.
  • Sensación de pesadez en brazos y piernas. 

A largo plazo

Las personas que consumen heroína durante mucho tiempo pueden experimenta: 

  • Insomnio. 
  • Problemas cardíacos. 
  • Daños en los tejidos de la nariz. 
  • Infecciones cardíacas. 
  • Abscesos. 
  • Estreñimiento y dolores estomacales.
  • Enfermedades en diversos órganos como los pulmones, hígado o riñones. 
  • Trastornos mentales como la depresión, personalidad antisocial, TCA, etc. (lee más sobre brotes psicóticos por drogas).
  • Disfunción sexual en los hombres. 
  • Ciclos menstruales irregulares. 
 

La heroína contiene aditivos como azúcar, almidón o leche en polvo, estas sustancias pueden generar problemas en los vasos sanguíneos que llegan a los pulmones, al hígado, los riñones, al cerebro y causar daños permanentes e irreversibles. Además, compartir los productos que se emplean para la inyección de la droga y no reflexionar con claridad cuando se consume heroína, puede aumentar el riesgo de contraer enfermedades infecciosas como el VIH o la hepatitis.

adiccion heroina

Síntomas de los adictos a la heroína

Para identificar si un familiar o amigo consume heroína, se pueden atender los siguientes síntomas: 

  • Rápida pérdida de peso. 
  • Picores continuos. 
  • Heridas en las piernas o brazos. 
  • Deterioro significativo del físico. 
  • Apatía, ansiedad, paranoia, desorientación, etc. 
  • Problemas de higiene. 
  • Nuevo círculo de amigos que consumen heroína. 
 

Además, los adictos a la heroína suelen sufrir sobredosis por el consumo excesivo de la sustancia. La sobredosis de heroína se produce cuando la persona consume una cantidad de droga suficiente para generar una reacción capaz de poner en peligro su vida, incluso causar la muerte. 

Cuando una persona sufre una sobredosis de heroína, su respiración se detiene completamente. Además, se reduce la cantidad de oxígeno que llega al cerebro, causando hipoxia. La hipoxia puede desarrollar efectos cerebrales a corto o largo plazo en el sistema nervioso, entre ellos destaca el coma o daños cerebrales permanentes. 

Por otro lado, si el adicto decide dejar de consumir abruptamente, la heroína puede causar el síndrome de abstinencia. Esta dolencia se trata de un conjunto de síntomas entre los que destaca: ansiedad, escalofríos, temblores, diarrea, náuseas, vómitos, hiperactividad, etc.

El síndrome de abstinencia, también es conocido como “mono”, se suele desarrollar a las 8 horas de la última dosis de la droga. Esta dolencia causa un profundo malestar físico y psicológico entre las 36 y 72 horas posteriores, y se puede extender hasta 10 días. 

Tratamiento de la adicción a la heroína

Mientras más prematura sea la intervención, mayores serán las garantías de un buen resultado en el tratamiento para paliar la adicción a la heroína y lograr así dejar las drogas. En el Instituto Europeo Alfi trabajamos para ofrecer el mejor tratamiento individualizado, diseñamos cada proceso de recuperación a medida de cada paciente y contando con su participación activa. 

En nuestro centro de ingresos, ubicado en Plaza Castilla, contamos con asistencia médica y terapéutica durante las 24 horas. En este espacio el tratamiento se inicia con un período de desintoxicación, que permite suprimir el consumo de heroína. Seguidamente, el paciente pasa a un proceso de deshabituación, nuestro equipo de expertos plantea como objetivo principal superar la dependencia a la droga. 

En nuestro piso terapéutico, el paciente va a obtener las herramientas suficientes para enfrentarse a estímulos cotidianos y evitar la recaída en el consumo de heroína. El piso está monitorizado durante las 24 horas, para controlar que el desarrollo de la terapia es óptimo. Nuestra meta principal en este espacio es lograr una reinserción en la vida cotidiana, dejando a un lado el consumo.

En el proceso de recuperación, las psicoterapias individuales, en grupo u online son muy útiles, sin duda, complementan satisfactoriamente los tratamientos médicos. Ofrecemos terapias 100% personalizadas, en Alfi nuestros pacientes cuentan con rigurosas e íntimas sesiones para trabajar cualquier aspecto de la adicción. 

Si necesitas ayuda, no lo dudes: Contáctanos. 

5/5 - (5 votos)

Entradas recientes

SÍGUENOS