Logo header

Alcoholismo en adolescentes

alcoholismo adolescentes

La adolescencia es un período de transición entre la niñez y la edad adulta. En esta fase de desarrollo se suelen experimentar con todo tipo de situaciones y sustancias, incluido el alcohol. Actualmente, los adolescentes comienzan a consumir alcohol a una edad cada vez más temprana. De hecho, el alcohol es la droga más consumida entre los menores de edad, superando al tabaco y al cannabis.

En la mayoría de ocasiones, los adolescentes consumen alcohol para pasarlo bien. Sin embargo, deben conocer los riesgos y los efectos de su consumo a largo plazo. Uno de los principales problemas del consumo de alcohol en edades tempranas es la dependencia o alcoholismo

¿Por qué consumen alcohol los adolescentes?

El alcohol es la droga legal con mayor arraigo en la sociedad española, sobre todo, con fines de entretenimiento. Tiene una presencia innegable en la vida social de los adolescentes, por tanto, es la primera sustancia psicoactiva que consume y que, posteriormente, les puede generar una adicción o dependencia.  

Desarrollar alcoholismo en edades adolescentes depende de la frecuencia de consumo, circunstancias personales y ambientales. No obstante, según las estadísticas, la edad de inicio de consumo de alcohol entre adolescentes está entre los 13 y 14 años, una tendencia que se mantiene en los últimos años. 

La macroencuesta del Plan Nacional de Drogas de España deja patente que no hay grandes cambios en los últimos 20 años. Sin embargo, hay datos que no se incluyen en las estadísticas que son importantes destacar, como es conocer los hábitos de consumo y en qué entornos se produce. 

Una información relevante es que los adolescentes en España no creen que consumir entre 4 y 5 copas durante los fines de semana puede provocar problemas de salud a largo plazo. Sin embargo, los adolescentes si son conocedores de los riesgos a corto plazo del consumo abusivo de alcohol. Pero la idea de que no les pasará nada a largo plazo hace disminuir el miedo al consumo abusivo. En este caso, los adolescentes se amparan en las siguientes cuestiones: 

  • “Si es tan malo el alcohol para la salud, por qué el Gobierno no lo prohíbe”. 
  • “Solo queremos pasarlo bien”. 
  • “Beber alcohol es algo normal de fiesta”. 
  • “Otros chicos o chicas consumen más que yo”. 
  • “Yo controlo, sé dónde está mi límite”. 

Principalmente, los adolescentes beben por las siguientes razones: 

  • Para encajar socialmente. 
  • Por curiosidad. 
  • Para desinhibirse. 
  • Para liberar tensión. 
  • Para gestionar emociones negativas. 

Causas del alcoholismo en adolescentes

Entre las principales causa del consumo de alcohol entre adolescentes se encuentran:

  • Ceder ante la presión social y la necesidad de pertenecer a un grupo. 
  • Pensar en el consumo de alcohol como alternativa de ocio para socializar. 
  • Asumir nuevas experiencias y riesgos bajo la normativa social. 
  • Experimentar con una falsa sensación de libertad. 
  • Baja autoestima. 
  • Falta de asertividad. 
  • Baja tolerancia al rechazo y a la frustración

Desde la perspectiva clínica, se debe recordar que los adolescentes sienten la necesidad imperante de explorar nuevas sensaciones y llevar al límite sus emociones. En este contexto, el alcohol está bajo el paradigma de sustancias prohibidas para los menores, por ello, se ven más estimulados a traspasar el límite permitido. El alcohol es una sustancia ligada a un comportamiento adulto, por este motivo, es de fácil acceso y está relacionada con el ocio y la diversión de la edad adulta. 

consumo abuso alcohol

Consecuencias del alcoholismo en adolescentes

Tras conocer las principales causas del consumo de alcohol, se debe tener en cuenta que puede pasar si el adolescente no controla la relación con la bebida y desemboca en alcoholismo. A pesar de ser una droga legal y beber sea un acto normalizado en la sociedad española, es esencial recordar que el alcohol sigue siendo una droga y, por tanto, presenta consecuencias muy significativas. 

Principalmente, se puede desarrollar una dependencia y adicción. De hecho, como se ha mencionado con anterioridad, el alcohol es la droga que más adicción causa entre los adolescentes. Más concretamente, el alcohol en estas edades afecta al sistema nervioso central, es decir, interviene directamente a la actividad cerebral y a las áreas de aprendizaje. El consumo abusivo de alcohol puede generar efectos nocivos en la memoria, la productividad y la responsabilidad del adolescente. 

Este hecho puede derivar en: 

  • Fracaso académico. 
  • Problemas familiares. 
  • Comportamientos nocivos. 
  • Relaciones tóxicas. 

¿A qué edad es más perjudicial el alcohol?

Según datos, el alcoholismo es más perjudicial, sobre todo, a partir de los 50 años. Sin embargo, el abuso compulsivo del alcohol es perjudicial en todas las edades, y más en etapas de crecimiento y desarrollo físico y mental. Los adolescentes son más propensos a sufrir las conocidas “borracheras” o el coma etílico. Por esta razón, el consumo de alcohol sin límites es negativo en todas las edades. 

Factores de riesgo

Los factores de riesgo son circunstancias biológicas, psicológicas o sociales que favorecen a la posibilidad de presentar alcoholismo en adolescentes. A continuación, se expone una lista de las principales variables:  

  • Baja tolerancia a la frustración. El adolescente percibe negativamente las situaciones complejas, las cuales no logra alcanzar objetivos. 
  • Gran inestabilidad emocional. Desajustes psicológicos como ansiedad, timidez, tristeza o dificultades para relacionarse. 
  • Inseguridad y baja autoestima. Dificultades para construir una entidad propia. 
  • Dificultad para relacionarse de forma igualitaria entre amigos y familia. 
  • Habilidades sociales inadecuadas. 
  • Fácil acceso al alcohol. 
  • Comienzo temprano de consumo de otras sustancias como tabaco o cannabis. 
  • Problemas académicos. 
  • Problemas de acoso. 
  • Relación con personas que abusan del alcohol. 

Contexto familiar y el alcohol

En ocasiones, cuando el núcleo familiar es distante y muestran escaso apego y supervisión hacia hijos e hijas, por parte de los adolescentes se puede generar una relación de dependencia emocional con el alcohol. Además, si no establecen límites ni se muestran comunicativos, los adolescentes tendrán más acceso al consumo abusivo de sustancias. También, si carecen de bienes y recursos, para satisfacer las necesidades básicas para el desarrollo de las funciones familiares, se puede generar en el joven una necesidad de huir de la situación consumiendo alcohol. 

¿Cómo detectar el alcoholismo en adolescentes?

Detectar el consumo de alcohol en edades tempranas es una tarea sencilla, puesto que aparecen síntomas muy significativos a corto plazo: 

  • Síntomas físicos: enrojecimiento de la piel, cansancio, dolor de cabeza, náuseas, etc. 
  • Síntomas emocionales: desinterés por otras actividades, bajo estado de ánimo, dificultad para expresar emociones, irritabilidad, impulsividad, etc. 

Tratamiento en Instituto Europeo Alfi

Si cree que su hijo abusa del alcohol, pero no se lo comunica, consiga ayuda en el Instituto Europeo Alfi. Somos la mejor clínica para tratar adicciones en adolescentes de Madrid, comienza a tratar a su familiar con nuestras terapias. Disponemos de los siguientes recursos: 

  • Centro de ingresos. 
  • Centro de día. 
  • Asesoramiento personalizado. 
  • Terapias grupales. 
  • Terapias individuales. 
  • Terapias con la intervención de familiares. 
5/5 - (3 votos)

Entradas recientes

SÍGUENOS