Logo header

Uso de la cocaína como medicamento (Historia de la Medicina)

Originalmente, la «cocaína como medicamento» se utilizaba para una variedad de propósitos terapéuticos. 

Durante finales del siglo XIX y principios del XX, se introdujo en el mundo médico como un anestésico local y un remedio para dolencias como la depresión y la fatiga crónica. Su capacidad para insensibilizar áreas específicas del cuerpo la hizo especialmente útil en procedimientos quirúrgicos oculares y dentales. 

Además, los médicos de la época apreciaban su efecto estimulante para tratar la dependencia a opiáceos, aunque más tarde se comprendió su potencial adictivo. Esta comprensión marcó un giro en su percepción médica, llevando a su regulación y disminución de uso en prácticas clínicas. 

Como centro de desintoxicación en Madrid vamos a contarte más acerca de su historia. Sabrás por qué hoy no tiene el mismo significado que antaño 

Cocaína: Un viaje desde el uso medicinal hasta el estigma social

Hoy, el consumo de cocaína es 100% estimulante pero en su día fue una herramienta medicinal multifacética. Su uso abarcaba desde la mitigación de la fatiga hasta su aplicación como anestésico, resalta su versatilidad en el campo médico. 

La adicción a la cocaína emerge como un grave problema derivado de su uso recreativo moderno. A pesar de su pasado como recurso medicinal, su potencial adictivo y los efectos dañinos a largo plazo han llevado a un enfoque intensivo en la prevención y tratamiento de esta dependencia.

Antes de pasar a detallarte su evolución, déjanos contarte algunas curiosidades acerca de esta droga para que veas que la percepción que hoy tenemos no siempre ha sido así:

Composición y fabricación de la cocaína

Empezaremos abordando la pregunta qué es la cocaína y cómo se hace. Esta droga es un alcaloide extraído de las hojas de la planta de coca y que posteriormente es procesado químicamente para su uso.

Dicho de otra forma, en sus orígenes no se procesaba químicamente como hoy en día. El consumo de cocaína como medicamento se basaba directamente desde las hojas, aprovechando sus propiedades anestésicas y estimulantes naturales.

El mito de la Coca-Cola y la cocaína

En relación al mito que afirma que la Coca-Cola tiene cocaína, hemos de decir que en su día sí fue cierto. Al principio, se elaboraba con extractos de hojas de coca, que contenían una pequeña cantidad de cocaína. No padezcas, hoy ya no es así.

Con el tiempo, la fórmula se modificó y se eliminó este estimulante, pero se mantuvo el sabor característico de la bebida. Actualmente, contiene un extracto de hojas de coca que ha sido despojado de este componente y es sometido a un proceso de purificación.

Efectos diferenciados de la cocaína en mujeres

Para que veas que incluso hoy se sigue investigando, los efectos de la cocaína en las mujeres pueden variar respecto a los hombres. Esto incluye diferencias en la adicción y en las respuestas fisiológicas y psicológicas, un área que aún requiere investigación exhaustiva.

Ahora sí, pasamos a hablarte de la evolución de la cocaína como medicamento:

La cocaína en la medicina del siglo XIX

Los productos derivados de la coca, eran componentes habituales en varios productos de consumo, tal y como te hemos expuesto con la Coca-Cola. 

El siglo XIX vio la aparición del vino Mariani, una mezcla de vino de Burdeos y extracto de hoja de coca. de hecho, ganó popularidad hasta el punto de recibir el aval de figuras públicas prominentes. Otros productos, como el vino de cocaína de Metcalf y el vino de coca de Maltine, recomendados incluso para niños, destacan el uso extendido y la aceptación social de la cocaína.

El auge de las tabletas de cocaína y su impacto en la salud vocal

En torno a 1900, las tabletas de cocaína, promocionadas como esenciales para cantantes y oradores, se popularizaron por su efecto revitalizador. Estas tabletas eran vistas como un remedio para la fatiga vocal y el dolor de garganta, demostrando el amplio espectro de aplicaciones médicas de la cocaína.

Sigmund Freud y la cocaína: De la depresión al descubrimiento anestésico

Sigmund Freud, un reconocido defensor de la cocaína, la utilizó personalmente y la recomendó para tratar una variedad de dolencias, incluyendo la dependencia al alcohol y la morfina. Su colega Hans Köller descubrió su uso como anestésico local tras experimentar con animales y consigo mismo, abriendo camino a su uso en procedimientos médicos.

Usos médicos históricos

Aunque hoy en día sus peligros son ampliamente reconocidos, en el siglo XIX se la consideraba un elixir milagroso con una variedad de aplicaciones médicas. De forma más concreta, estos son algunos de los usos que se le daba a sustancia:

Anestésico local

Su capacidad para bloquear las señales de dolor la convirtió en un recurso esencial en procedimientos quirúrgicos y dentales. Desde extracciones dentales hasta cirugías oftálmicas, la cocaína permitía a los médicos realizar intervenciones con un grado de comodidad inimaginable para la época.

Tratamiento de migrañas y dolores de cabeza

Su consumo también se prescribía para tratar migrañas y dolores de cabeza crónicos. Su acción vasoconstrictora, que contrae los vasos sanguíneos, ayudaba a aliviar el dolor. No obstante, este uso no estaba exento de riesgos, ya que podía provocar dependencia y efectos secundarios perjudiciales.

Estimulante y combate de la fatiga

También se promocionaba como un estimulante eficaz para combatir la fatiga y aumentar la energía. Tanto profesionales como personas comunes la buscaban para aumentar su rendimiento y mejorar su estado de ánimo. 

Este uso como «tónico» era particularmente popular a finales del siglo XIX, en una época en la que la sobrecarga de trabajo era común.

Tratamiento de enfermedades mentales

Como ya te hemos dicho, Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, experimentó con la cocaína en el tratamiento de enfermedades mentales, como la depresión y la ansiedad. Aunque sus conclusiones fueron controvertidas y posteriormente desacreditadas, esto ilustra el alcance de la fascinación por sus posibles usos medicinales en esa época.

A pesar de estos usos históricos, el conocimiento sobre los peligros de la adicción a la cocaína ha ido aumentando con el tiempo. A medida que avanzamos en la historia, hemos podido ver cómo ha cambiado la percepción: Ha pasado de ser un medicamento a convertirse en una amenaza para la salud pública.

La cocaína en la actualidad: Una historia de adicción

A pesar de sus usos médicos iniciales, la cocaína rápidamente se ganó la reputación de ser altamente adictiva. Los efectos eufóricos que generaba llevaron a su abuso generalizado, resultando en una creciente epidemia de adicción en el siglo XX.

Por supuesto, el consumo de esta sustancia conlleva graves riesgos para la salud. Entre los más destacables, citamos la posibilidad de sufrir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, y problemas mentales y físicos

Eso, por no hablar de sus nefastas repercusiones sociales. La adicción a la cocaína puede destruir vidas y familias.

El tratamiento de la adicción a la cocaína

Hoy en día existen tratamientos enfocados en tratar este tipo de adicción, devolviendo la tranquilidad y la calidad de vida a los afectados y sus familias. En el Instituto Europeo ALFI, somos un centro de desintoxicación en Madrid especializado en el tratamiento de adicciones, incluyendo la adicción a la cocaína. 

Nuestro enfoque bio-psicosocial aborda la raíz de la adicción y ayuda a los pacientes a recuperarse tanto a nivel físico como psicológico. Ofrecemos terapia individualizada para abordar los desafíos únicos de cada paciente. Esto incluye terapia cognitivo-conductual, familiar y de grupo para ofrecer apoyo y promover la recuperación.

Si necesitas más información al respecto, no dudes en contactarnos. 

Bibliografía y referencias

  • Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas.
  • Turning Discovery Into Health.
5/5 - (1 voto)

Entradas recientes

SÍGUENOS