¿Soy adicto? 5 señales de adicción

desintoxicacion de las drogas
5/5 - (2 votos)

El consumo y la adicción son dos conceptos distintos. Ciertamente, aunque el consumo se produzca en pequeñas cantidades de la sustancia, ya sea tabaco, alcohol, drogas o medicamentos, es relativamente sencillo acabar desarrollando una adicción. Además, las adicciones no están exclusivamente vinculadas a sustancias estupefacientes, actualmente la sociedad ha desarrollado otras adicciones más contemporáneas, como es el caso de la adicción a las redes sociales, el porno o los videojuegos. 

Para poder consumir ciertas sustancias o disfrutar de las nuevas tecnologías fiablemente, sin posibilidad de desarrollar una dependencia, es importante diferenciar los conceptos de consumo y adicción. También, es relevante destacar las 5 señales que indican la adicción. 

¿Qué es una adicción?

La adicción es un tipo de trastorno cerebral que implica el uso compulsivo de determinadas sustancias o acciones, capaces de generar daños a nivel físico y mental. Existen diferentes tipos de adicciones que se pueden sufrir a lo largo de la vida, por lo general, los adictos desconocen que su personalidad es adictiva.

Tipos de adicciones 

Principalmente, existen dos tipos de adicciones: sustancias nocivas o actitudes repetitivas. Entre las adicciones más comunes de estos dos tipos, encontramos las siguientes:

Adicción a sustancias nocivas

Entre las sustancias nocivas más adictivas destacan el alcohol y las drogas. El alcohol, por su parte, a pesar de estar bien visto por la sociedad, puede llegar a  ser realmente peligroso para la salud de las personas si su consumo es compulsivo. Por ello, es una de las adicciones más frecuentes en las clínicas de desintoxicación. 

Por otro lado, el abuso de las drogas es la adicción más reconocida por parte de la sociedad. Existen drogas más adictivas que otras, como pueden ser: anfetaminas, cocaína, inhalantes, opioides, cannabis, etc. 

Hay sustancias comúnmente consumidas por la sociedad que también pueden acabar siendo adictivas. Lo cierto, es que un alto índice de la población es consumidora recurrente del café, pero realmente pueden llegar a desarrollar una adicción a la cafeína. Lo mismo ocurre con la nicotina, coronada como una de las sustancias adictivas más comunes. 

Adicción al comportamiento repetitivo

La adicción también se puede desarrollar a determinados comportamientos. De este tipo, las adicciones más comunes son las siguientes: 

  • Comer (atracones, en exceso o purgas). 
  • Ejercicio. 
  • Videojuegos. 
  • Redes sociales. 
  • Dispositivos electrónicos (ordenadores, móviles, televisión, etc.).
  • Sexo. 
  • Trabajo. 
  • Compras

5 señales de la adicción

Todas las personas han consumido en algún momento de su vida alguna de las sustancias adictivas o comportamientos que se acaban de nombrar. No obstante, para ser un adicto, la sustancia o el comportamiento debe influir de forma negativa en la vida cotidiana. Por esta razón, se puede detectar la adicción a través de las siguientes señales:

Cambios en el físico

Cuando la adicción se apodera del adicto, vence en cualquier terreno, incluso en el terreno físico. Es habitual ver a un adicto en consumo que haya cambiado su peso drásticamente, quedándose más delgado o ganando mucho peso. También se despreocupan por su imagen, no suelen atender a su forma de vestir e incluso se pueden llegar a olvidar de su higiene personal. Además, es frecuente que el adicto se aplique sustancias que puedan ocultar su deterioro físico (pastillas para el aliento, perfume, incienso, etc. ).

Cambios en el estado de ánimo 

Quizá sea la que más llame la atención al entorno, el humor del adicto ha cambiado, ahora es mucho más irritable, adopta una postura mucho más defensiva y se comporta de una manera verbalmente más agresiva.

Se resalta mucho la irritabilidad, el adicto explota ante cualquier amenaza, actúa a través de una emoción de ira y este componente percibe el entorno como una señal muy llamativa. También, es frecuente que los adictos se comporten de una forma depresiva, una señal clara de que existe algún factor que afecta a su comportamiento normal.

señales adiccion

Síndrome de la abstinencia

La abstinencia ocurre cuando una persona no toma la sustancia nociva o no participa en el comportamiento recurrente. En estos casos, los adictos experimentan una serie de síntomas desagradables que incitan a no poder superar las adicciones a las que están sometidos. 

Tolerancia 

Cuando una persona consume una sustancia nociva o sigue un patrón de comportamiento nocivo, acaba por acostumbrarse a los principales efectos. Por ello, necesita aumentar la dosis para seguir manteniendo sus efectos e incluso incrementarlos.   

Cambios en la rutina 

Debido al caos emocional en el que se encuentran, lleno de culpa, ira, tristeza e impotencia, es normal que el adicto en consumo rompa relaciones o vínculos afectivos que tenía antes de entrar en la etapa actual de consumo. Se despreocupa de compromisos laborales, familiares, sociales… y el consumo parte a ser el primer puesto en una escala de prioridades. Una señal muy llamativa en este punto es la ruptura con toda rutina. No horarios habituales de comida, sueño, deporte, trabajo, etc.

7 Consejos básicos para superar una adicción

El consejo más importante para superar una adicción es acudir a un tratamiento diseñado por un psicólogo especializado en adicciones. En Instituto Europeo Alfi contamos con terapias individuales y grupales para que un adicto recupere su vida y vuelva a ser una persona sana. 

Si la adicción está afectando considerablemente a la salud física y mental, también recomendamos el ingreso en nuestro centro terapéutico monitorizado las 24 horas. Sin duda, la mejor solución para sobrellevar el síndrome de abstinencia de la mano de grandes profesionales de la medicina, y psiquiatría. 

No obstante, para poder seguir intentando dejar atrás el consumo de drogas, alcohol o actitudes compulsivas, sin ingresar en ningún centro médico, los profesionales de la psicología de Alfi han planificado los siguientes consejos: 

  1. Tomar conciencia de la situación: es el primer paso para entender que una persona es adicta y tiene un problema con las sustancias o el comportamiento. Es momento de tomar conciencia y acercarse a entender por qué las sustancias o el comportamiento es perjudicial para sus objetivos en la vida.  
  2. Sustituir el consumo por un hobby: el arte y la creatividad son las mejores formas de afrontar una adicción. La razón principal es que a través de este tipo de actividades el adicto se siente vivo y conectado con él mismo, algo semejante a las drogas. 
  3. Asumir obligaciones: con nuevas responsabilidades el adicto se puede sentir más vivo. Las personas que consumen drogas o son adictos a un comportamiento, comúnmente se sienten vacías con ellas mismas. 
  4. Hacer ejercicio regularmente: el ejercicio regula las sensaciones de bienestar mental. Moverse y realizar ejercicio con el cuerpo puede ayudar a conectar con el mundo interior del adicto. 
  5. Identificar los puntos débiles: el adicto debe examinar cuando es más probable que caiga en la adicción. Tener localizada la conducta es un paso muy importante para no caer de nuevo en la adicción. 
  6. Mantener al adicto alejado de otros consumidores: si el círculo más cercano consumo algún tipo de sustancia adictiva, la persona afectada acabará cayendo. 
  7. Informarse sobre las consecuencias de la adicción: una buena forma de motivarse para efectuar cambios es leer sobre las consecuencias físicas y mentales de la adicción. De este modo, puede aprender a salir de la adicción y tener herramientas suficientes para obviar esta actitud. 
 

Ser adicto puede provocar muchos problemas en la salud. A pesar de ello, se puede salir de esta situación y tomar el control de la vida con éxito. La clave está en luchar. Los profesionales de Alfi te pueden ayudar a salir de esta problemática. 

Abrir chat
Contáctanos si deseas más información